Los monasterios fortificados de Bhutan

Los Dzong conforman los centros civiles y religiosos de las distintas regiones de Bhutan. En estos centros, dedicados a la administración y al culto religioso, suele haber un templo rodeado por un muro alrededor del cual se extiende el patio central con otra edificación amurallada que servía como defensa. Son toda una institución para las familias, muchas de las cuales envían allí a sus hijos esperando que así hacer méritos para sus próximas reencarnaciones.

La distribución del Dzong de Thimphu, el más importante, muestra cuatro palacios en cada una de sus cuatro esquinas, destinados al rey, al comandante en jefe del ejército, el lama y los monjes.  En los muros exteriores están las oficinas donde se realizan las tareas administrativas. Esto es lo que distingue principalmente a un Dzong de un monasterio al uso.

2

El Dzong de Thimphu es el ejemplo vivo de la maestría de los habitantes de Bhutan en la construcción y en la arquitectura. Cada uno de los bloques de piedra que lo forman ha sido cincelado a mano. Las vigas se cortan y se pulen con perfección ya que en sus casas no se suelen usar ni clavos ni martillos, lo que da una idea del nivel de precisión que deben mantener los constructores.

Sus edificación es de una gran belleza por poseer las características más importantes de la arquitectura del país y por la perfección con la que están construidos. Un buen motivo para viajar al país de la felicidad.

Otros artículos que te pueden interesar