Los colores de Singapur

22

Singapur, la capital del país homónimo, es una ciudad formada en un 78% por población de origen chino. Por ello, uno de los lugares que el viajero que la visite no se puede perder es, sin duda, Chinatown.Esta zona posee un encanto especial con sus ‘shophouses’ de colores pastel, que mezclan estilos arquitectónicos de lo más variopinto, sus callejones estrechos, las casas típicas de forma y decoración más clásica o la multitud de templos que pueden contemplarse en los alrededores.

Entre los templos más importantes, no hay que dejar de ver el de Thian Hock Keng también llamado Templo de la Felicidad Celestial. Este lugar sagrado rinde culto a la diosa del mar y fue construído en 1841. Su arquitectura en la más pura tradición china es espectacular al igual que su decoración.

El templo de Sri Mariamman, sin embargo, es de tradición hinduísta y está considerado como uno de los principales lugares de interés para los viajeros que visitan la ciudad. Con su recargada torre llena de figuras de dioses en vivos colores, es un lugar perfecto para hacer algunas fotos interesantes. Además, con algo de suerte, se puede ser testigo de alguna de las celebraciones que tienen lugar en el templo a lo largo de todo el año.Pero además de los templos, el barrio Chino ofrece mucho más. En South Bridge Road, por ejemplo, se pueden encontrar numerosos puestos de artesanía, aunque son especialistas en orfebrería. El Chinatown Complex es el lugar ideal para encontrar telas de todo tipo así como para pasear entre sus puestos de frutas y verduras.

Eso sin olvidarnos de que al caer la noche, este barrio se convierte en el único Pasar Malam o mercado nocturno de la ciudad, lo que permite ver el lugar transformado en solo unas horas.Y hemos hablado sólo de una pequeña parte de la capital. Sin duda Singapur es un país con mucho que ofrecer a los viajeros que quieran conocer una parte de Asia donde muchas culturas se encuentran y conviven.

Otros artículos que te pueden interesar