Los cinco lagos del monte Fuji, Japón

En la parte norte del mítico monte Fuji se puede disfrutar de unos lagos perfectos para disfrutar de lo mejor de la naturaleza de Japón.El lago Kawaguchi tiene más de 600 hectáreas y ofrece un espectáculo visual impresionante, por ello es muy apreciado por los amantes de la fotografía. Ver el monte Fuji reflejado en sus aguas es un efecto que ningún viajero debería perderse.

El Yamanaka es el mayor de los cinco lagos y en verano es posible acampar cerca de su orilla y disfrutar de deportes acuáticos, mientras que en invierno el lago se congela y se puede esquiar sobre sus aguas o pescar previo agujero realizado en el hielo. Visitarlo el 1 de agosto es especialmente recomendable, ya que se celebra un gran festival cuyo punto álgido son unos fuegos artificiales realmente impresionantes.

El lago Saiko es el sitio perfecto para encontrar la tranquilidad y el sosiego. la fauna y la flora que rodean este enclave harán las delicias de los amantes de la naturaleza.Las montañas rocosas que rodean el área del impresionante lago Shoji otorgan un ambiente mágico y lleno de encanto a la zona.

SONY DSC

Muy cerca se encuentra el precioso lago Motosu cuya profundidad provoca que tenga un color azul de una belleza sin igual.Y por supuesto, si se quiere completar la visita, nada como acercarse a la colina de los arces, Koyodai, al sur del lago Saiko, si se quiere tener una vista privilegiada del Monte Fuji y un impresionante panorama de estos territorios.

Otros artículos que te pueden interesar