«Las vistas de los templos de Angkor en medio de la selva son impresionantes»

Eva regresó hace apenas un mes de su viaje a Japón, un país que como el resto de Asia, le sorprendió por la amabilidad de su gente, que siempre está dispuesta a ayudarte con una sonrisa. Hoy la sometemos a nuestro cuestionario viajero, en el que nos recomienda que a la hora de viajar llevemos con nosotros un diccionario de bolsillo y aprendamos algunas palabras del idioma, así la comunicación podrá ser más fácil.Nombre:EvaEdad:33Ocupación: Productora de informativosBlog – página personal: Maletas sin rumbo¿En qué países de Asia has estado?Camboya, Rusia, Singapur y Japón.¿Cuál es tu país favorito de Asia? Japón ¿Por qué? Por los contrastes¿Y tu ciudad? Tokyo¿Por qué? Porque puedes encontrar desde zonas más tradicionales a las más modernas.En cuanto a zonas naturales, ¿cuál es tu preferida? Los templos de Angkor en Camboya, muchos de ellos se encuentran en medio de la selva y son impresionantes las vistas que puedes ver desde los más altos.¿Qué es lo que más te gusta de Asia?Que es muy diferente a España¿Lo que menos? El clima¿Qué es lo que más te sorprende de Asia? La amabilidad de la genteGastronomia asiática, ¿cuáles son tus platos favoritos?Todo menos el dulce, los noodles es lo que más me gusta.Comparte con nosotros alguna anécdota o experiencia vivida en Asia.Pues en un mes, me pasó de todo, pero a mi llegada a Tokyo tuve que coger varios trenes para llegar a Sapporo. Y cuando ya estaba en Shin-Aomori al norte de Honshu, la isla principal de Japón, ya sólo me quedaba coger un tren local para llegar a Aomori y esperar allí al tren nocturno que me dejaría en Sapporo. Pues estando en el andén, pregunté a una japonesa si ese era mi tren, ella no hablaba inglés pero me dijo con gestos que sí, yo vi que era la hora y que en el panel aparecía Aomori, así que me subí estando convencida que iba a mi destino. A los 30 minutos vino el revisor y con gestos, porque tampoco hablaba inglés, me dijo que estaba yendo a Tokyo y que tenía que bajar en la siguiente parada. Así que me fui a la puerta, para estar lista cuando parara, a esto que el tren para pero las puertas no se abren, intento abrirlas, e imposible y el tren reanuda la marcha. Con mcuho agobio empiezo a recorrer los vagones buscando al revisor, al final le encuentro y le intento explicar con gestos que no he podido bajar, y me vuelve a decir “next stop”. Ya llevaba una hora en el tren y en tres horas tenía que coger el tren nocturno así que ya empezaba a dudar de que llegara a mi destino. Pero cuando el tren paró el revisor se encargó que viniera alguien de la estación para que me llevara al anden correcto y así llegar a Aomori. Al final llegué a tiempo pero me di cuenta que tenía que preguntar todo varias veces y asegurarme antes de subirme a ningún tren. Aunque no es muy complicado viajar porque viendo la hora y el destino sabes qué tren coger, puede que haya retrasos como a mi me pasó por la nieve y te subas al tren que no es.Tu consejo a la hora de viajar a Asia.Llevar un diccionario de bolsillo y aprender algunas palabras en su idiomaLos próximos destinos asiáticos de tu lista de viajes pendientes.Thailandia o Corea del Sur

Otros artículos que te pueden interesar