La Pagoda Blanca de Lanzhou

2

La capital de la provincia de Gansu, situada en la cuenca de Longxi, es Lanzhou, ciudad atravesada por el Río Amarillo. Un lugar con mucho sabor tradicional, pues su historia se remonta a 2.000 años atrás, cuando se realizaba la ruta de la seda.La ciudad es el hogar de la montaña Baita o Montaña de la Pagoda Blanca. Su altura es nada menos que de 1.700 metros, por lo que en la antigüedad fue un punto estratégico de defensa. En ella había numerosos castillos y fortalezas, aunque debido a numerosas batallas, con los años no quedaron más que ruinas.

1

Sobre ellas se construyó el Parque Baita, donde hay palacios, pabellones y pasillos de estilo clásico. Allí, en lo alto, se encuentra la Pagoda Blanca o Templo Baita. Es una construcción de 7 pisos de forma octogonal, pintada de blanco y de 17 metros de altura.

3

Esta impresionante pagoda se fundó en la dinastía Yuan en conmemoración de la memoria de un mensajero perteneciente a la secta amarilla del lamaísmo tibetano, el cual murió de camino a la capital cuando iba a preparar su viaje a Mongolia para satisfacer a Genghis Khan. Su arquitectura es muy típica y tradicional, con la salvedad de su base, que tiene la forma típica de los cuencos de los monjes budistas.La parte superior de la pagoda ofrece una impresionante vista de la ciudad. Un paseo por el parque puede ser el broche final perfecto para una visita a esta ciudad milenaria y con tanto en canto del Gigante Asiático.

Otros artículos que te pueden interesar