La magia de Varanasi, India

En India, Benarés o Varanasi es la Ciudad Santa por antonomasia para los hindúes. Merece la pena detenerse un poco en ella y en todo lo que ofrece al viajero. Según su religión, hay que visitar esta ciudad al menos una vez en la vida para realizar las abluciones en los ghats -las escaleras que conducen a las aguas del sagrado río Ganges-. Los alrededores de esta zona están poblados de palacios y templos a en los que muchos maharajás iban a vivir sus últimos días en esta ciudad sagrada.Además, muchos creyentes acuden a morir a Benarés porque según su fe es una manera de parar el ciclo de las reencarnaciones (el Samsara) quedando así superado por el karma.El viajero que acude a Benarés, además de la obligatoria parada en los ghats, puede disfrutar de la arquitectura de lugares como el Templo de Oro o Vishvanath. Este lugar que data de 1777 reemplazó al santuario que hizo destruir el emperador Aurangzeb. Este templo es tan sagrado para los hinduistas que la entrada está prohibida a cualquier persona de otras religiones.

El templo de Durga, dedicado a la diosa del mismo nombre, es conocido por la multitud de monos que habitan en él. Su arquitectura destaca por ser típica del norte de la India. Según las leyendas, la estatua que existe en su interior no fue fabricada por el hombre, si no que apareció en el propio templo.

Otro hito en el camino de quien viaja a Benarés es el Templo de Bharat Mata, fundado por Mahatma Gandhi, está dedicado por entero a la Madre India. El templo, que guarda un enorme mapa de la India en relieve, enfatiza la diversidad y la grandeza de un país como India.

TEMPLE

La Universidad Hindú de Benarés, que fue fundada en 1898, también resulta una parada interesante, sobre todo por la galería de pinturas y esculturas que alberga, de gran valor artístico, procedentes de la propia ciudad de Benarés y sus alrededores.

Si quieres viajar a la India, no dudes en visitar nuestra web: destinosasiaticos.com

Otros artículos que te pueden interesar