La grandeza de Wakayama en Japón

1

Gracias al Oficina de Turismo de la Provincia de Wakayama, pudimos asistir el pasado día 14 a una charla sobre esta fascinante región de Japón.En este acto pudimos comprobar que Wakayama es una de las regiones más encantadoras de Japón y que atrae cada año a miles de visitantes nacionales y extranjeros.

2

Wakayama se expande desde el centro hasta el extremo sur de la isla de Honshu (en la parte continental de Japón). Sus montañas poseen un especial encanto que ha atraído a muchos peregrinos por ser un lugar sagrado desde tiempos antiguos. La costa tienen la características de estar bordeadas por grandes acantilados con riscos salientes muy hermosos y el mar está salpicado de unas 130 islas de todos los tamaños. Las montañas cercanas a la costa forman una topografía compleja y muy bella gracias a la erosión. Hay varios tipos de rocas con extrañas formas.

3

Kumano, en el sur de Wakayama, es un lugar sagrado para los que creen en el poder de la Naturaleza. La cascada de Nachi con su caída de 133 metros de altura, impresiona por su belleza. Se cree que es el pilar sagrado por el que los dioses descienden a la Tierra. Las rutas por Kumano Kodo son algo que desde hace más de mil años practica gente de todas partes, incluso emperadores y aristócratas, para recorrer su red de rutas y lugares sagrados. Este es uno de los paisajes más bellos que se pueden disfrutar en Japón.

4

Aquí se fundaron varios santuarios. Los tres santuarios de Kumano son aún un importante lugar para la fe y la oración: El santuario de Kumano Hongu, el de Kumano Hatayama y el de Kumano Nachi. Eso por no hablar de sus espectaculares festivales como el Festival del Fuego de Nachi o el de las antorchas, en el que los jóvenes corren con estas teas encendidas en las manos. Son festivales que unen a la gente con la naturaleza, los elementos y los dioses.La belleza natural incluye rincones como las rocas de Hashikui en la costa, el precipicio de Sandan, la costa de Shirasaki o los arrecifes de coral de Kushimoto. El lugar también es célebre por sus aguas termales como las de Yunomine, Watarase o Kawayu. Las de Shirahama son especialmente espectaculares porque dan directamente al mar.

5

En cuanto a su gastronomía, se dice que el atún de Wakayama es uno de los más deliciosos de Japón. Los mariscos, otros pescados o productos vegetales y frutas tienen una fama excepcional. El ramen de la región también es famoso más allá de sus fronteras.Y por si esto fuera poco, los amantes de la playa pueden disfrutar de la arena blanca y mar transparente de Shirahama. También es posible hacer deportes acuáticos o contemplar a las ballenas.La espiritualidad está presente en Koyasan. Esta ciudad tiene una gran influencia del budismo por los templos que construyó el monje Kukai en el año 816. La Gran Pagoda, el templo Kongobuji o el Templo de Okuno-In son algunos ejemplos. Este último cuenta con innumerables tumbas que crean un paisaje casi infinito y majestuoso.En resumen, la visita a Wakayama si se viaja a Japón es una experiencia inolvidable totalmente recomendable.

Otros artículos que te pueden interesar