La ciudad del mar de ficus: Fuzhou

1

La capital de la provincia china de Fujian, Fuzhou, surcada por el río Minjiang, es también conocida como ‘La ciudad de un mar de ficus’. Este rincón de clima agradable rodeado de montañas, fue fundado en el siglo VI junto a las colinas de Pingshan y Wushishan.

Sólo por su paisaje natural es ya un sitio que merece la pena ver, con sus bosques de ensueño, pero Fuzhou es mucho más que su entorno.

2

La Pagoda Blanca (Ding Guang) es un lugar perfecto para los amantes de la fotografía. Sus diez metros de altura aseguran las mejores vistas panorámicas de todo el pueblo y su forma octogonal de ladrillos con siete torres harán las delicias de los amantes de la arquitectura tradicional asiática.

3

La pagoda de Ébano es otro lugar interesante, entre otras cosas, porque data del año 789. Se construyó frente a la Pagoda Blanca, pero con sus 33 metros de altura, su presencia impone mucho más que aquella.Muy cerca del centro de la ciudad podemos visitar la conocida como Colina del Tambor. Esta formación montañosa de 900 metros de altura cuenta con multitud de zonas interesantes para visitar, como varios templos y rincones sagrados. Pero dejará boquiabierto al visitante extranjero por la serenidad y la suma belleza que transmite su entorno.

Otros artículos que te pueden interesar