Japón, en su cara más tropical

Japón es un país polifacetico. Cada visita al país del sol naciente puede ser una historia completamente diferente. Los circuítos tradicionales ofrecen condensado (al más puro estilo pastilla de avecrem) un recorrido que reune los sabores modernistas y clásicos de la cultura japonesa. Sin embargo, este país ha conseguido encadilar a miles de personas que fascinados y enamorados de la tierra de la tierra del wasabi y del sushi, deciden emprender sucesivas visitas a aquellas tierras. Este post va dirigido a aquellos viajeros y aventurero que quieran conocer partes y caras más ocultas del turismo japones. En este caso os ofrecemos la alternativa tropical de la isla.  Una más dentro de Japón, un país que ofrece cientos de alternativas.Una excelente opción para explorar el tranquilo Japón tropical. La ruta comienza en la isla meridional de Kyúshú, desde donde es posible dirigirse al sur, con un trayecto nocturno desde Kagoshima a Amami –Oshima. Tokunoshima posee 600 años de historias de combates de toros mientras Okinoerabu-jima es un arrecife de coral elevado con más de trescientas cuevas, que en primavera se cubre de flores. Yoron-to está rodeada de coral y alberga la bella Yurigahama, una asombrosa playa de arena blanca dentro del arrecife que desaparece con la pleamar. Tras una semana en las islas de Kagoshima-ken cabe dirigirse a Okinawa, donde es obligado pasar uno o dos días en la bulliciosa Naha y uno en Tokashiki-jima para relajarse en la playa de Aharen; los que prefieran bucear pueden tomar un ferry a Zamami-jima.Se puede regresar a tierra firme en avión desde Naha o seguir viajando en ferry de isla en isla, visitando Miyako-jima, cubierta de caña de azúcar, de camino a Ishigaki-jima, para dedicar un día al museo viviente de Taketomi-jima. La exuberante Iriomote-jima ofrece maravillosas caminatas, y los submarinistas podrán nadar entre mantas en Manta Way, entre Iriomote-jima y Kohama-jima. El punto más occidental de Japón, y el mejor lugar para pescar agujas, se halla en Yonaguni-jima. Desde allí se puede seguir en ferry hasta Taiwán

Otros artículos que te pueden interesar