Ikebana: El arte floral japonés

El Ikebana o arte del arreglo floral es una tradición en Japón que tiene sus raíces en la tradición de los rituales sintoístas, en la práctica del budismo y en la más pura corriente estética japonesa en la que se combinan varios elementos para crear un todo armónico.

1

Esta disciplina llegó a su máximo esplendor en el siglo XVI íntimamente relacionado con la ceremonia del té, para la cual se engalanaban las estancias, pero siempre de un modo minimalista, natural y poco estridente.En su origen, el énfasis de este arte se ponía en mostrar los materiales y las formas imitando su estado natural. Esta ideología fue muy poco a poco evolucionando para trascender en simbolismo de tal manera que se empleaban elementos que recreaban el Cielo, la Tierra o la Humanidad.

2

Los ramos se arreglan para expresar equilibrio armónico de los elementos de la naturaleza. Los cuatro estilos principales del Ikebana son:

  • El Shokai: Conocido como «Flores vivientes».
  • Rikka: El arte formal o de flores en pie.
  • Noribana: Flores amontonadas, literalmente.
  • Nage-ire: Es el más naturalista.

Estas cuatro disciplinas se dividen a su vez en varias escuelas que hacen evolucionar este arte, como el ikenobo de Kioto o el Segetsu de Tokyo. Aunque muchos rompen con la tradición y empiezan a innovar incluyendo nuevos materiales no naturales como el vidrio y varias aleaciones de metal.

En este vídeo podéis ver una muestra de qué es y cómo se trabaja en el Ikebana:

Si quieres conocer de cerca este ancestral arte, te invitamos a viajar a Japón con nosotros, donde podrás disfrutar de un curso con auténticas artistas de ikebana.

Otros artículos que te pueden interesar