Guilin, escenario de ciencia ficción en Star Wars

Un martes  más nos embarcamos en la búsqueda de un destino asiático de película. Nuestra primera pista viene en forma de foto:

¿Qué película y qué destino buscamos?Como ha acertado a través de Twitter Inés (autora del blog Mis viajes por ahí) y Rocío Alonso a través de Facebook, nuestro destino de hoy era Guilin (China) y la película que buscábamos era Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith. Nuestra intención era ponerlo más difícil, ya que esta película no se rodó propiamente en Guilin, sino que se usaron fotografías de los espectaculares paisajes del río Li y de las islas de Krabi en Tailandia para recrear Kashyyyk ó Planeta Wookiee C, de dónde era originario Chewbacca. En Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith el maestro Jedi Yoda va a Kashyyyk para supervisar la batalla entre Wookiees y el Ejército Droide.

Sinopsis: «La venganza de los Sith» comienza cuando las últimas y devastadoras batallas de las Guerras de los Clones se libran en toda la galaxia, y también sobre los cielos del planeta Coruscant, sede de la maltrecha República y hogar de los caballeros Jedi. El Canciller Supremo Palpatine (Ian McDiarmid) es rehén del infame General Grievous, cabecilla del ejército de los androides, la mecánica hueste de la Alianza Separatista. Obi-Wan Kenobi (Ewan McGregor) y Anakin Skywalker (Hay-den Christensen) se embarcan a la desesperada en un improbable rescate para liberar a Palpatine y acabar con Grievous. Es una mi-sión osada y audaz, pero tan sólo el comienzo de las feroces bata-llas y heroicas hazañas protagonizadas por los jedi que abundan en el Episodio III, el que más acción tiene de toda la saga «Star wars». La batalla inicial pone en marcha una cadena de acontecimientos que conduce a Anakin al momento de la verdad. El caballero Jedi oculta un secreto que amenaza permanentemente con destruirle: su matrimonio clandestino con la bella senadora Padmé Amidala (Natalie Portman). Valiéndose del miedo de Anakin a perder a Padmé, Palpatine le revela el otro lado de la Fuerza, un lado que le está vedado pero que le permitirá adquirir poderes que jamás creyó posibles. Obi-Wan percibe el conflicto interior de Anakin y se ve abocado a enfrentarse al que fuera su prometedor aprendiz de padawan en un combate de sables de láser en el planeta volcánico de Mustafar. (La Butaca)

Otros artículos que te pueden interesar