El volcán Taal de Filipinas

5

Una buena escapada de un día si viajamos a Manila, en las islas Filipinas, es la visita al impresionante lago del volcán Taal. Las vistas que se pueden disfrutar de la ciudad de Tagaytay es impresionante.

El lago volcánico, de origen prehistórico, parece un paisaje salido de la imaginación de algún escritor de literatura fantástica. El paseo hasta el crater principal, bordeando una piscina natural de aguas amarillas debido al azufre, dura unas dos horas, ida y vuelta. Talisay suele ser un punto de partida desde el que desplazarse hasta el cráter.Este volcán permanece activo, pero los expertos trabajan para predecir cuándo volverá a entrar en erupción, por lo que la visita es totalmente segura y muy aconsejable para todos aquellos amantes de la geología y la naturaleza que quieran sentir el poder de esta impresionante maravilla. La isla que acoge el lago del cráter, además, es la más grande del mundo de estas características, lo que lo hace mucho más atractivo.

Tras explorar el inmenso cráter y observar esta maravilla de la naturaleza, se puede disfrutar en la propia ciudad de Tagaytay de las propuestas de ocio que despliega ante turistas y filipinos. Esta ciudad se está convirtiendo en toda una atracción de fin de semana para las escapadas de los lugareños, por lo que posee muchos servicios y actividades para divertirse. Desde disfrutar de un pastel de coco en alguno de sus restaurantes a ir de compras pasando por un rato en el casino del Taal Vista Hotel, la visita al volcán no está completa sin un paseo por sus calles.

Otros artículos que te pueden interesar