El templo del Sol en India

29/06/2021

Ubicado en la localidad de Konarak, en el estado de Orissa, India, el conocido como Templo del Sol es probablemente el más interesante y llamativo de la región, por ser uno del os templos brahmánicos más famosos. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984, fue levantado a principios del S. XIII por el rey Narasimhadeva. Este impresionante templo también conocido por el nombre de Templo Negro, – por haber sido construido en piedra de arenisca roja y granito negro – permaneció durante mucho tiempo semi-enterrado en un gran montículo de arena hasta que a comienzos del S. XX. En el que se descubrieron sus maravillosos relieves y esculturas.

 

 

 

Composición del Templo del Sol

 

Sus siete caballos al galope (que representan los siete días de la semana) esculpidos en piedra y las 24 ruedas labradas,  indican que el templo fue edificado como si de un inmenso carruaje dedicado al dios sol se tratara. Además, entre sus ruinas se encontró una de las muestras más importantes de escultura erótica que hay en India, junto con el célebre templo de Khajuraho. En otro tiempo, además, se erigía allí una inmensa torre que acabó derrumbándose debido al enorme peso que soportaba su base, aunque aún se pueden ver algunos de los grandes bloques de arenisca que la formaban. Se trataba de la torre rekha deula que cubría el santuario interior.

 

 

El pórtico, con su techo piramidal de más de 38 metros de altura, es toda una proeza de la arquitectura e ingeniería de la época, lo que le aporta un atractivo especial. Además, al no ser la región una zona invadida por el turismo, el templo de Konarak se puede visitar con total tranquilidad, lo que puede ser una razón más para viajar a India y acercarse a este rincón lleno de historia y belleza.

 

 

 

Cómo llegar hasta el Templo del Sol

 

 

Konark está ubicado en la costa de Odisha a hora y media de Bhubaneshwar, la capital. Para llegar hasta allí, puedes tomar un bus en el Marine Drive o ir en un rickshaw automático.

El templo está abierto todo los días desde que amanece hasta que anochece, por lo que escoger un horario para visitarlo no será un problema. La mejor época para ir, es en invierno, de noviembre a febrero.

 

 

Qué ver en una visita al Templo del Sol

 

La visita al Templo del Sol te permitirá recorrer el conocido pabellón de baile, con el nombre de natya mandapa, el salón de actos, conocido como jagamohana y el techo de pidha deula. También verás que hay un comedor principal que está separado del complejo y dos templos anexos a la parte trasera. Cuando entres por su entrada principal, lo primero que verás es el pabellón de baile, precedido por dos imponentes leones que aplastan a elefantes de guerra. Te recomendamos fijarte en los 16 pilares del pabellón del techo y sus tallados con increíbles escenas de baile.

La estructura que mejor se conserva es sin duda la sala de audiencias. Otro espectáculo a disfrutar es el tallado de las ruedas que forman el carro, tallado con diferentes motivos. Lo más destacado es que las ruedas son relojes de sol que permiten calcular con increíble precisión el tiempo.

 

Te invitamos por último a visitar el Konark Sun Temple Museum en el que se muestran diferentes esculturas del templo y también el centro de interpretación de Konark que cuenta con cinco galerías que hablan de la historia y cultura de Odisha, así también como de su arquitectura.

 

Otros artículos que te pueden interesar