El Templo de Oro de Dambulla

En el área central de Sri Lanka nos encontramos con uno de los lugares de visita obligada si se viaja al país: El Templo de Oro de Dambulla. Parte del interés que suscita este lugar procede de ya hace más de 2.700 años vivían en la zona los primeros habitantes del país, antes de que el budismo llegara a la isla. Incluso hay restos prehistóricos en muchas de las cuevas de la región, así como enterramientos y pinturas.

dan2

El templo en sí fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1991. En su interior se pueden contemplar más de 150 figuras de Buda, pinturas sobre esta religión y otras deidades, aunque el buda reclinado de 15 metros es quizás la figura más interesante. Además, los murales ocupan más de 2.000 metros cuadrados de superficie, lo cual da una idea de la magnitud del conjunto.

Esta maravilla arqueológica impacta por el legado artístico y cultural que muestra al visitante, además de ser una de las muchas atracciones que se pueden disfrutar en un país como Sri Lanka, que aún no ha alcanzado la máxima popularidad que se merece como un destino interesante.

Otros artículos que te pueden interesar