El Palacio de Potala en el Tíbet

Conocida como la «Ciudad Santa» o la «Ciudad del Sol», Lhasa es la capital del Tíbet, situada a 3.700 metros sobre el nivel del mar. Ha sido durante siglos la sede de los sucesivos Dalai Lama, los cuales viven en el Palacio de Potala.Esta enorme edificación, cuyo nombre significa en sánscrito «Morada del Bodhitsava Aralokistevara», es el mejor ejemplo que se puede contemplar de arquitectura tibetana. El Palacio, ubicado en la Colina Roja de Lhasa, es en realidad un complejo monumental con una superficie de 20.000 metros cuadrados, 170 metros de altura y 400 metros de ancho. Su construcción escalonada le aporta su característico aspecto y entre sus muros se oculta casi una ciudad entera.

En la zona situada a más altura se encuentra el Palacio Rojo, cuya función es en parte administrativa. El Palacio Blanco es el lugar donde se sitúan los aposentos del Dalai Lama.Potala es un lugar cargado de misticismo en el que sus 1.000 habitaciones y 200 capillas guardan tesoros artísticos como estatuas, thankkas, frescos y millares de libros decorados a mano.

Se puede visitar actualmente como museo, una experiencia que no decepcionará a aquellos que quieran respirar todo el ambiente de espiritualidad que se percibe en el Tíbet.

Si quieres conocer el Palacio de Potala, no dudes en visitar nuestra web: destinosasiaticos.com

Otros artículos que te pueden interesar