El día de la tranquilidad (BALI)

Los Balineses tienen una curiosa tradición a la que han denominado el Día de la Tranquilidad o “Nyepi”. Siempre es en el mes de marzo, pero el día es variable según el calendario hindú. El Nyepi coincide con el principio del año hindú, por lo que la gente reflexiona sobre lo bueno y lo malo del año anterior, y hacen promesas de mejora para el año siguiente. Nyepi significa tranquilidad, por lo que en este día, como su propio nombre indica, no se puede trabajar, ni oir música, ni encender la luz, ni hacer ruido, ni encender fuego, ni coger un avión, barco para salir o entrar en Bali, ni coger cualquier medio de transporte… Si estás de vacaciones en Bali durante el Nyepi, no podrás salir del hotel. Nadie trabaja. Sólo la policía puede trabajar ese día. No es genial tener un día solo para reflexionar, descansar, estar con la familia y de paso dejar de contaminar, al menos un día al año?Refugio para la tranquilidad:Bali es un destino turístico de lujo casi por excelencia. En esta ocasión  presento un hotel concebido como un refugio de lujo para encontrar la tranquilidad y los mejores cuidados: Alila Ubud.Alila, en sánscrito significa “sorpresa”, y es un buen número de ellas, de sorpresas las que encontramos en este resort. Alila es una cadena de hoteles de lujo, con varios establecimientos en Bali, Indonesia, Tailandia y Maldivas.Lo primero que llama la atención es su arquitectura que mezcla el estilo minimalista actual con la arquitectura típica balinesa, todo ello en una simbiosis perfecta con la naturaleza. El hotel está situado en valle de Ayung, cerca del río del mismo nombre. Un entorno discreto, íntimo y tranquilo, rodeado de paisajes espectaculares.Si la arquitectura llamaba la atención, no lo hace menos su piscina, Infinity pool, galardonada como una de las cincuenta piscinas más bonitas del planeta. Realmente resalta por su sencillez y porque no desentona ni arremete con la espiritualidad del paisaje.La gastronomía se nutre de productos de la tierra, como el arroz de los arrozales del valle de Ayung. Los productos autóctonos también los podemos encontrar en su spa, en el que podrás disfrutar de técnicas asiáticas milenarias para el cuidado de tu cuerpo y de tu mente.

Otros artículos que te pueden interesar