Disfrutar en calma de Bali

Sin ruido de coches o motocicletas, en la isla de Nusa Lembongan todo es calma. El relax es el protagonista, un destino ideal para unas vacaciones en familia o en pareja en Bali. Unas 7.000 personas viven en los dos pueblos principales de esta pequeña isla: Jungutbatu y Lembongan. Este pequeño paraíso natural en el estrecho de Badung se ha convertido en un refugio para los que buscan en Bali unas vacaciones donde reine la tranquilidad. Los atardeceres son su principal atracción.

Situada a unos 12 kilómetros del sureste de Bali y 20 millas de Lombok, Nusa Lembongan es una de las tres islas vecinas de Bali junto a las islas de Nusa Penida (la más grande) y Nusa Ceningan (la más pequeña). La temporada de lluvias dura sólo tres meses: de diciembre a febrero, por lo que se puede disfrutar de esta isla durante nueve meses al año.Es imprescindible en la visita de esta isla disfrutar de las puestas de sol sobre Bali. Desde cualquier orientación oeste de la isla se podrán admirar la caída de la noche, aunque la playa de Jungutbatu es la más popular. Otra alternativa para disfrutar de este momento mágico es el puente que une la isla con su vecina Nusa Ceningan.Las playas paradisíacas son el principal atractivo de esta pequeña isla. La playa de Jungutbatu es la más extensa de todas, en ella la arena blanca se mezcla con aguas cristalinas. Además, se puede aprovechar para visitar el pueblo, muy agradable con calles tranquilas y sin coches y especializado en la producción de algas.La Bahía Mushroom (hongos) recibe su nombre por los corales de setas que se encuentran en alta mar. Es una reserva protegida y su media luna de arena blanca es perfecta a partir de las 15.00, cuando los excursionistas ya han regresado a Bali. Es muy recomendable para disfrutar del atardecer.Dream Beach está en la costa sur aislada prácticamente del resto de la isla, pero hay que tener precaución a la hora de entrar en el agua ya que puede ser peligroso. Otras playas que no hay que perderse son Sunset Beach o Tamarind Beach, ambas ofrecen vistas de una belleza sublime. Al sur de la isla, el viajero encontrará un paisaje de piedra caliza y algunas formaciones de cuevas espectaculares. En el extremo norte, la isla está bordeada por un bosque de manglares. Otro de los atractivos de la isla es el hindú Puncak Sari.Para los que busquen practicar surf es mejor que lo hagan en la estación seca (de abril a septiembre), cuando los vientos provienen del sureste. Es una práctica no se recomienda para principiantes, ya que puede llegar a ser peligroso para los expertos.Los que quieran sumergirse en estas aguas cristalinas para ver lo que esconden en su fondo pueden contactar con World Diving con sede en la playa de Jungutbatu, donde ofrecen una completa serie de cursos en aguas abiertas y viajes de buceo en torno a las tres islas.Los viajeros que estén en otro punto de Bali pueden llegar a Nusa Lembongan en uno de los cruceros Bali Hai o los de Island Explorer Cruises que ofrecen excursiones de un día a la isla y además incluyen otra serie de actividades como deportes acuáticos, buceo o divertidos paseos en banana-boat.Para moverse por la isla, el viajero puede aprovechar para caminar, ya que existen senderos por la costa que unen hoteles y restaurantes. La bicicleta o la moto puede ser otra buen opción para disfrutar del paisaje.

Otros artículos que te pueden interesar