Shangri-La (China)

Empezamos la semana con buen pie, viajando hasta un nuevo destino, que queremos que adivinéis. Esta es la primera pista:

¿Quién se anima a venir con nosotros?¡Segunda pista! La ciudad dónde nos encontramos fue «rebautizada» en 2002. Un cambio que aumentó las visitas de los viajeros «más leídos».Tercera pista. Nos encontramos a 3.380 metros sobre el nivel del mar, desde donde vemos montañas y tenemos cerca lagos alpinos. Muchos viajeros eligen esta ciudad como punto de partida para un viaje muy espirítual.

Nuestro destino de hoy era Shangri-La, en Yunnan, China. Zhongdian pasó a llamarse así en 2002, en honor al novelista James Hilton y a su novela Horizontes perdidos, en esta novel Shangri-La es un lugar pacífico, donde reina la armonía gracias a la guía espiritual de los lamas.  Actualmente, Shangri-La en sinónimo de cualquier paraíso terrenal, pero sobre todo una utopía mítica del Himalaya – una tierra de felicidad permanente, aislada del mundo exterior.

La forma más habitual de llegar a la ciudad es desde Lijiang, las carreteras suben por un cañón que se estrecha poco a poco hasta la meseta donde se alza Shangri-La a más de 3000 metros sobre el nivel del mar, en un entorno privilegiado, la zona fronteriza entre Yunnan, Sichuan y el Tíbet, que está rodeada de montañas heladas y yaks de cola peluda que pastan alrededor.

El principal atractivo de esta ciudad es el Monasterio de Jietang Songlin, ubicado al norte. Este templo fue destruido durante la década de 1960, pero actualmente vuelve estar habitado por unos 400 monjes tibetanos.

Desde Shangri-La puede realizar una excursión al Cañón del Tigre Saltando o Baishui. En la zona se encuentran los Tres ríos paralelos de las áreas protegidas de Yunnan, declarados en el año 2003 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Otros artículos que te pueden interesar