De Museos por Seúl

Los museos son siempre una visita que puede enriquecer mucho nuestro viaje a algún país si elegimos bien cuáles visitar. En la capital de Corea del Sur, Seúl, existen varios de estos rincones del conocimiento que nos ayudarán a conocer y comprender mejor la cultura del país.

La primera parada obligada para hacernos una idea del contexto histórico del lugar es, sin duda, el Museo de Historia de Seúl. Ubicado en un de los cinco palacios reales que hay en el centro de la capital surcoreana, el Palacio de Gyeonghuigung, este museo expone la historia y la cultura de la ciudad partiendo desde la prehistoria hasta nuestros días. Especialmente interesante es la exposición que presenta de la Dinastía Joseon.En el Museo de Bordados Coreanos los amantes de la artesanía con la exhibición de laboriosos bordados que allí se expone. Más de 1.000 piezas bordadas y utensilios propios para esta labor, desde vestimenta a pinturas budistas sobre el tema, biombos, piezas ornamentales, etc. Además, suelen realizarse exposiciones temáticas temporales muy interesante.

KIMCHI

Una de las cosas que no se pueden dejar de hacer en Corea del Sur es probar el plato más famoso de su gastronomía. Por su puesto, hablamos del Kimchi. En el Museo del Kimchi podréis encontrar toda la información que imaginéis sobre este delicioso y saludable plato. Además de profundizar en la historia de este alimento y en sus propiedades nutritivas, es una buena oportunidad para aprender cómo se prepara y se conserva, de modo que los aficionados a la buena cocina disfrutarán de lo lindo en el museo.Pero si se quiere visitar un par de museos curiosos no tan relacionados con la cultura propiamente surcoreana, uno de ellos es el Museo Chamsori & Edison. En él, los melómanos y aficionados a la tecnología podrán ver la enorme colección de 4.300 artículos que se exhiben relacionados con los aparatos de reproducción de sonidos, desde las cajas de música a los gramófonos, tocadiscos, etc. Su fondo documental es, además, todo un tesoro para los estudiosos.

El otro lugar es una mezcla de cultura occidental y coreana: El Museo de Ositos de Peluche de Seúl es toda una excentricidad, ya que en él se pueden ver escenas de la historia del país reproducida con, como no, ositos de peluche de todo tipo. También se pueden ver representados momentos mundialmente famosos, escenas costumbristas, ritos tradicionales… Todo ello usando estos simpáticos juguetes. Una visita obligada si se viaja con niños a Corea.

Otros artículos que te pueden interesar