CineAsia nos trae ‘Future X-Cops’

Año: 2010País: Taiwán, Hong Kong.Director: Jing Wong.Duración: 100 m.Género: Thriller futurista.Protagonistas: Andy Lau, Fan Bingbing, Barbie Hsu, Mike He, Yifei Tang.Más información: http://www.imdb.com/title/tt1337055/Sinopsis: Kidd (Andy Lau), un oficial de policía del año 2080 y su esposa  Milie (Fan Bingbing) son requeridos para asegurar la protección del Doctor Masterson (Jingwu Ma), científico conocido como “El Padre de la energía solar”, debido a la creación de un método barato para reemplazar combustibles fósiles por energía solar, lo que le crea grandes enemigos entre los magnates petrolíferos. La Fuerza Especial de la Policía ha recibido información sobre un ejército de humanoides comandados por los malvados Kalon (Siu- Wong Fan) y Fiona (Yifei Tang) que tienen previsto atentar sobre la figura del Doctor durante la inauguración de una exposición.Crítica: Wong Jing, director conocido dentro de la industria china y hongkonesa por ser uno de los realizadores más descaradamente comerciales de todo el país, nos entrega una secuela del film que él mismo dirigió en 1993 llamado Future Cops, donde ya contaba con el protagónico de Andy Lau, quien aquí repite como policía del futuro que debe volver al pasado para intentar impedir que unos cyborgs ‘malosos’ acaben con un niño que años después se convertirá  en un afamado Doctor. Esta rocambolesca trama que a más de uno le sonará a Terminator es la excusa perfecta para ofrecernos una equilibrada mezcla de ciencia-ficción, acción, romance, melodrama familiar y, por supuesto, humor crudo, marca de la casa de su director. La primera pregunta que nos asalta una vez visto a estos policías x del futuro (abstenerse chistes fáciles) es, ¿a qué tipo de público va dirigida esta película? En teoría su factura tiene un estilo muy parecido a las aventuras en pantalla de los Power Rangers, con guiños continuos a multitud de superhéroes. Podemos pensar que estamos ante un film netamente infantil, como lo pudiera ser el Yatterman de Takashi Miike, pero es que resulta que durante el metraje hay más muertos y asesinatos que en Salvar al Soldado Ryan, sin olvidarnos de que algunos de estos finados de las formas más horribles posibles (apuñalamientos, disparos…) son los mismos niños. Si a eso le unimos que se tratan temas como el suicidio, la violencia doméstica e incluso algún chiste de mal gusto con connotaciones sexuales directas, podemos concluir que Wong Jing ha intentado llegar con su trabajo al mayor número de espectadores posibles, pero lo ha hecho a partir del camino equivocado. De hecho es tarea complicada no atender al último tercio del film sin reírnos ante las continuas incoherencias e increíbles giros argumentales que jalonan la disparatada trama. Si bien la factura visual de las imágenes son más que correctas y las escenas de acción y lucha están bien rodadas, todo lo que tiene que ver con un guión que parece escrito con los pies desmerece un conjunto que intenta divertir pero que acaba invitando al bostezo. Si nos atenemos a la anécdota de que Andy Lau necesitó que el guión se rehiciera en ¡diecinueve ocasiones! antes de dar el visto bueno a su participación en la producción ya nos podemos hacer una idea de que en este intento de combinar a Robocop con Tron, Superman, Batman, UltraMan, etc, no es oro todo lo que reluce. Bueno, salvo el trío de bellezas que acompañan al de Infernal Affairs en su periplo atemporal. Nada menos que Fan Bingbing (aunque sólo podemos disfrutar de ella un cuarto de hora, porque a la pobre se la finiquitan de mala manera), Barbie Hsu, en un rol angelical muy distante al que le vimos hace poco en Reign of Assassins, y Jifei Tang, la peor parada del trío, ya que le toca defender el papel de fémina maligna que viene a ser como un trasunto de Catwoman de saldo.En definitiva, aunque es un poco liosa y los momentos humorísticos no lo son tanto, estamos ante un divertimento con unos logrados efectos visuales que gustará sobretodo a palomiteros y público en general al que no gusta devanarse mucho el cerebro en el cine.Lo mejor: Su nutrido elenco femenino.Lo peor: Andy Lau ha toreado en mejores plazas.Por nuestro colaborador Francisco Nieto

Otros artículos que te pueden interesar