Cinco razones para viajar a Sri Lanka

Sri Lanka (antiguamente Ceilán) es conocida como la Perla de Oriente. Separada de India por un pequeño estrecho, esta isla ofrece en un espacio reducido una multitud de paisajes diferentes: desde desiertos de arena a junglas con elefantes salvajes, pasando por picos nevados, ruinas ancestrales o hermosas playas. Te damos cinco razones para viajar a esta pequeña joya de Asia:

SEGUIRIRYA

Su patrimonio histórico y cultural: Lugares como la Roca de Sigiriya, declara Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, son un buen ejemplo del interesante legado de la isla. En esta majestuosa formación rocosa se pueden contemplar las ruinas del complejo palaciego construido por el rey Kasyapa en el siglo V. Esta considerada como una de las Maravillas del Mundo Antiguo. En la capital de las montañas, Kandy, se puede ser testigo de las ceremonias que se celebran con la puesta de sol en el Templo del Diente de Buda. Dice la leyenda que el diente fue rescatado de la cremación de Gautama Buda. Ver las ofrendas y los ritos que los sacerdotes y feligreses celebran antes del cierre del monasterio cada noche es un espectáculo sobrecogedor que recomendamos si se visita la zona.  Y estos son tan sólo un par de ejemplos.

Su artesanía: Sri Lanka es la cuna de grandes maestros de las técnicas artesanas más perfectas y bellas. El Batik es un antiguo arte del tejido cingalés en el que cada artículo hecho a mano es una creación original. Puede encontrarse en prendas como bufandas, pañuelos, tapices, saris y en telas por piezas. Las muñecas de papel y tela también son muy célebres en la zona, así como los trabajos con piedras preciosas, que representan la exportación más importante del país, tras el té: Zafiros azules, ojos de gato, amatistas, topacios… También son admirables los trabajos en terracota, la cerámica típica de la zona, las tallas en madera de ébano, los lacados o las máscaras, que suelen ser el artículo favorito de los visitantes.

El té de Ceilán: Debido a una enfermedad que arrasó con los cafetales, los británicos colonizadores decidieron plantar té en su lugar. Es la otra gran exportación de la isla. Se caracteriza por ser un té negro, de sabor intenso y color con matices dorados, es muy valorado para su uso en mezclas. Está considerado como una de las variantes de té más apreciadas del mundo.

Sri-Lanka-Market

Es un destino económico: Los precios de los paquetes de viajes a Sri Lanka con vuelo, estancia y visitas suelen ser parecidos a los de un viaje a India, lo que los hace muy asequibles. Además, es un país donde se puede comer, comprar artesanía y telas o darse un capricho a precios al alcance de todos los bolsillos.

blog

Sus rincones paradisíacos: En esta ínsula el viajero encontrará lugares como Tangalia, con una bahía de seis km. perfecta para tomar el sol o bucear entre el arrecife que se extiende en sus aguas, aunque es sólo una de las muchas zonas de playa paradisíacas que abundan en el país. El Pico de Adán, a 2.243 metros sobre el nivel del mar, constituye todo un contraste impresionante con la zona de costa. El bosque tropical de Sinhagarh es un santuario para más de 170 variedades de orquídeas exóticas. Las llanuras de Horton, una región imponente de una belleza excepcional gracias a sus praderas verdes interrumpidas por árboles y arroyos.

Sus festivales y ceremonias: en el país, se celebran numerosas festividades budistas, hinduistas e incluso cristianas. Los días Puya o de luna llena se consideran festivos, aunque la mayoría de los servicios turísticos abren siempre. La procesión en honor a Buda llamada Perahera de Kandy (que se celebra entre julio y agosto) es una expresiva manifestación de fe en la que participan elefantes engalanados para la ocasión. Este festival, que dura unos 15 días, es toda una experiencia digna de ser vista.

Otros artículos que te pueden interesar