blue_mountains

Las Blue Mountains o "Montañas Azules" son uno de los paisajes más reconocibles de Australia. Un paisaje de gran belleza cuyo nombre proviene de la neblina de color pizarra producida por los aceites que exudan los gigantescos eucaliptos que forman un denso dosel que cubre un paisaje formado por valles, depresiones profundas del terreno y afloramientos de piedra arenisca cincelados por la erosión.

large

El parque nacional que toma el nombre de esta región es un lugar impresionante con unos paisajes de ensueño. Aquí se puede practicar senderismo en un lugar privilegiado, contemplar las pinturas que los aborígenes dejaron en las cuevas hace miles de años y situarse a los pies de cañones y acantilados en los que disfrutar de las vistas. El Parque Nacional de Wollemi es otra región fascinante con un enorme área silvestre de bosque que se extiende desde Nueva Gales del Sur hasta el valle de Hunter.Red Hands Cave, Blue Mountains National ParkAlgunas de las atracciones más interesantes de las Montañas Azules son las Jenolan Caves: Unas cuevas que tomaron su forma hace más de 400 millones de años. Esta red de cuevas aún se está explorando en toda su extensión, ya que son muy intrincadas y no se han conseguido cartografiar por completo. El pueblo de Katoomba es otro lugar interesante: Aquí se pueden visitar el Jamison Valley y las Three Sisters rock, dos entornos naturales de una gran belleza. También puede ser interesante conocer el Muru Mittigar Cultural Centre, en donde aprenderemos más sobre los aborígenes que habitan en Australia desde hace miles de años.

skywalk-blue-mountains

Las Blue Mountains se pueden visitar en una excursión de un día desde Sydney, aunque es de lo más recomendable quedarse al menos una noche en el área para explorar algunos de los pueblos de alrededor. Eso sí: Conviene llevar ropa de abrigo ya que las colinas pueden mantener temperaturas bajas durante todo el año.