5 Rincones casi desconocidos de Asia

12/09/2014

Asia es un continente tan grande que no son pocos los lugares mágicos que puedes encontrar, ya sea por su belleza o por su rareza, alguno de ellos pasan desapercibidos ante los turistas. Para  asegurarnos de que no te pierdes ningún lugar realmente increíble, te ofrecemos una pequeña guía con cinco rincones fascinantes que no deberías perderte en tu próximo viaje a Asia.

 

 

Shodoshima en Japón

También conocida como la isla de las pequeñas alubias, se podría definir como un trozo del Mediterráneo en pleno Japón. Aunque en el resto del mundo es prácticamente un lugar desconocido, sí es famosa entre los turistas nacionales japoneses debido a sus olivares verdes, sus aguas termales y los monos salvajes. El lugar conocido como «Mounte Reino de Estrellas» es un impresionante mirador desde el que puede verse el famoso Kankakei y valles Choshi-kei.

 

Shodoshima en Japón

 

 

El Jardín de los Sueños en Nepal

Keshar Mahal está justo en la entrada de Thamel. Mientras que Thamel suele ser generalmente la primera parada de un viajero en Katmandú, muchos turistas y residentes pasan por el Jardín de los Sueños para echar un vistazo. Con sus plantas exóticas y varios jardines nepalíes de influencia europea, el Jardín de los Sueños es un lugar ideal para relajarse, caminar a través de la pequeña exposición mostrando la renovación del jardín o leer un libro junto a las fuentes y dormir una siesta en este oasis de paz. Es mejor visitarlo por la tarde, para que puedas ver los jardines durante el día y cenar luego en los pabellones románticamente iluminados.

 

Visita el jardin de los sueño sen tu proximo viaje a nepal

 

 

Koh Kood en Tailandia

El famoso mito de la isla desierta y paradisíaca se cumple en esta isla de Tailandia. Un lugar fascinante con una selva tropical, pueblos pesqueros, plantaciones de coco, lugares para bucear que parecen sacados de un Edén subacuático y una población de menos de 2.000 habitantes. El acceso a la isla es muy complicado lo que mantiene el lugar virgen de la industria turística y la masificación. No hay mucha variedad en cuanto a lugares de estancia, por lo que la cosa varía de complejos extremadamente caros y elitistas hasta habitaciones en casas de lugareños.

 

Koh Kood en Tailandia

 

 

Parque Nacional de Terelj en Mongolia

Situado a sólo 60 km de la capital, el Parque Nacional de Terelj ofrece una visión de la vida nómada de Mongolia sin tener que viajar durante días en un camión por carreteras sin pavimentar. Se puede hacer en un día, pero muchos visitantes optan por quedarse con una familia y dormir en un ger, la vivienda yurt tradicional, compartiendo el lugar con los nativos. Terelj es enorme, en gran parte está deshabitada y se pueden explorar a pie o a caballo. A pocos minutos en coche del campo principal se pueden ver a los vaqueros domando caballos salvajes y la cría de ovejas. Todo un espectáculo auténtico con el sabor más puro de Mongolia.

 

Parque Nacional de Terelj en Mongolia

 

 

Reserva Natural del Bosque Tarim en China

Aunque no es uno de los lugares más reconocibles de China, la Reserva Natural del Bosque Tarim en Xinjiang hace que el largo viaje hasta allí merezca la pena. Según responsables de la conservación del bosque de Xinjiang  el 90% de los árboles de álamo Diversifolious del mundo se distribuye a lo largo del río Tarim. La Leyenda china dice que los álamos en Tarim podrían vivir hasta mil años y luego morir lentamente sin pudrirse durante otros 2.000 años. Todo un espectáculo natural que nos dejará boquiabiertos como si nos encontráramos en un bosque de fantasía.

 

Otros artículos que te pueden interesar