Lugares de interés en Malasia

Malasia

Geográficamente, Malasia ofrece una división entre su zona continental (el sur de la península de Malacca que limita con Tailandia y Singapur) y la zona de islas donde están los estados de Sabah y Sarawak (en el norte y el oeste de la isla de Borneo, compartida con Indonesia).

LUGARES DE INTERÉS EN LA PENÍNSULA

KUALA LUMPUR

La capital de Malasia es una megalópolis que sorprende por el contraste con el resto de pueblos del país y de zonas naturales.

Torres Petronas: estos rascacielos gemelos fueron los más altos del mundo durante un tiempo, alcanzando los 452 metros. Las diseñó el célebre arquitecto César Pelli y su construcción duró 10 años hasta que fueron inauguradas en 1998. Aunque sus 88 pisos son sin duda uno de los grandes símbolos del país, esta capital ofrece muchísimo más al viajero.

Torre KL: Una torre menos célebre que la pareja que forman las Petronas, pero muy interesante. Con 421 metros de altura y que, a diferencia de lo que ocurre en las Torres Petronas en las que sólo se nos permite subir hasta el puente que las une, podremos subir hasta arriba del todo, con lo que tendremos unas vistas muchísimo mejores que desde las otras.

Lake Gardens: Visitar estos jardines es otra de las actividades obligadas en esta impresionante ciudad. Datan de 1888 y en él se ubican hitos muy importantes de esta capital como son el Parque de las Aves, el de las mariposas o el planetario. Además, hablamos de un pulmón de más de 10 hectáreas de terreno, por lo que perderse en él puede ser una grata experiencia.

Bukit Bintang: En este distrito podremos encontrar una enorme oferta de puestos callejeros si recorremos un poco sus calles. Como ya hemos dicho, comer bien en esta ciudad no es ningún problema y en cualquiera de los puestos callejeros donde veamos hacer cola a los lugareños encontraremos manjares propios de la fusión de comida asiática de distintos países que se da en Malasia.

Little India donde, como su propio nombre indica, podremos encontrar la mejor comida hindú que podamos soñar sin estar en dicho país.

Si preferimos ir a un restaurante y darnos un homenaje a mesa y mantel, nada como elegir entre la amplia gama que ofrece el mismo distrito. Obviamente, el precio con respecto a la calle varía, pero si nos informamos de la carta antes de elegir, acertaremos sea cual sea el restaurante que elijamos.

Visitar algún templo: Ya sea una mezquita (como la famosa Mezquita Masjid Jamek), un templo chino o hindú, puede ser algo de lo más interesante adentrarse en alguna de las religiones que se practican en el país a través de sus templos.

Malasia

Aquaria KLCC:Un enorme acuario en pleno centro de la ciudad en el que se pueden contemplar desde tiburones hasta rayas o peces de colores. Su túnel de 90 metros de largo es algo que merece la pena ver.

Chinatown: El barrio chino puede ser otro hito interesante en el que perderse por la capital de Malasia. Como en la mayoría de las ciudades, es posible degustar comida del Gigante Asiático adaptada al gusto malasio. Sus coloridas calles, su bullicio y sus tiendas son otro aliciente para adentrarse en la fastuosa Chinatown.

Pero todo esto no es más que una pequeña parte de lo que se puede ver en Kuala Lumpur, como: La Corte Federal de estilo morisco, la estación de tren (pieza muy destacable de arquitectura musulmana), el famoso Club de Cricket de estilo Tudor o el Palacio del Rey pueden ser otros rincones ideales para conocer mejor la capital.

Belum

Situado en el norte de la Malasia peninsular se encuentra una de las zonas naturales más impresionantes de todo el país.

La Reserva Forestal de Belum es una amplia área de selva virgen con presencia de animales salvajes como elefantes, tigres, tapires y rinocerontes. Su fauna y flora tienen fama porque gran parte del territorio en el que habitan aún no ha sido explorado por el hombre, lo que le otorga un encanto especial. Aún así, se puede visitar el lugar de la mano de los guías que cuentan con los permisos necesarios.

Malacca

Al sur del país se encuentra esta ciudad, cuyo centro histórico es nada menos que Patrimonio de la Humanidad desde 2008 (año en el que la UNESCO también incluyó el de Georgetown). La ciudad es un crisol de culturas, ya que en ella permanece la huella de los conquistadores portugueses, holandeses e ingleses. Por ello, sus monumentos y su arquitectura son especialmente interesantes. Lugares como el Edificio Rojo, el Museo Marítimo o varias de sus iglesias son visitas muy recomendadas.

Cameron Highlands

Malasia

Esta región gustará especialmente a los amantes de los deportes de montaña y de los bosques tropicales. Localidades como Brinchang o Ringlet están preparadas para hacer sentir al viajero como en su propia casa. Es el lugar adecuado para practicar senderismo, realizar fotografías de la vida salvaje o, simplemente, dejarse llevar por el encanto del lugar.

Kota Bharu

Kota Bharu es la capital del estado de Kelantan Pantai Cahaya Bula. La ciudad se caracteriza por tener diversas mezquitas que son lugares de gran interés para los viajeros, así como museos, palacios y edificios de una arquitectura impresionante, fruto del mestizaje producido por el colonialismo.

Ipoh

Esta es la tercera ciudad más grande del país y posee una gran belleza natural otorgada por las colinas que la rodean y los márgenes del río Kinta. Su especial interés radica en la arquitectura colonial de herencia británica, en los fastuosos templos chinos que alberga y en las fascinantes cuevas naturales, en muchas de las cuales se integran dichos templos.

Tasik Kenyir

Este lugar es impresionante por ser el mayor lago artificial creado en el sudeste asiático. Curiosamente, a pesar de ser una creación del hombre, el lago y sus alrededores se han convertido en un lugar muy visitado por los aficionados al eco-turismo y mucha gente acude a pescar, a ver las cascadas y a contemplar las cuevas que lo rodean.

Johor Bahru

La segunda ciudad en población de Malasia es, obviamente, otro lugar de interés para todo viajero que quiera adentrarse profundamente en el país.

Si vas a viajar en familia, una de sus principales bazas es ser el hogar de Legoland Malasia: Un parque de atracciones completamente basado en el popular juguete de construcción. Tampoco debemos perdernos el Palacio del Sultán y la mezquita, de interesante arquitectura. El Templo de Cristal y el Templo Chino pueden ser también unas visitas muy atractivas.

Cherating

Malasia

Es un centro turístico de playa muy popular en Pahang . Se encuentra a unos 30 km al norte de Kuantan, en la costa este de la península de Malasia. El pueblo posee el encanto típico de las localidades de pescadores tan propias del país. Es un lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la playa, muy amplia, aunque no es tan bella como otras zonas costeras de aguas más cristalinas y arena más fina, pero es ideal si se quiere disfrutar sin demasiada masificación turística.

El buceo, los cruceros por el río o el surf son actividades muy practicadas en Cherating. Además, es muy recomendable acercarse a los centros de artesanía Batik, donde podremos hacernos con obras de arte a precios competitivos.

Kuantan

Esta es la capital del Estado de Pahang (el tercero más grande de Malasia) y se encuentra en el privilegiado entorno de la desembocadura del río Kuantan, frente al Mar de China. Es un importantísimo centro de comercio, transporte y turismo para la nación debido a su ubicación estratégica.

Playa de Teluk Cempedak: La principal atracción de Kuantan para los viajeros son sus fastuosas playas, la de Teluk Cempedak es la preferida por casi todo el mundo debido a su belleza, extensión y a que permite practicar todo tipo de actividades acuáticas y deportivas. Aunque por supuesto, también es perfecta para pasar una relajante jornada de descanso mientras nos bronceamos al sol.

Pero lo mejor es que hay muchas más playas populares a lo largo de la región como la de Batu Hitam, Balok, Chenor, Pantai Sepat, Beserah y Cherating, algunas de las cuales hemos descrito en esta pequeña guía.

Cascadas: Otro de sus atractivos son las cascadas, como la de Sungai Pandan, la de Sungai Berkelah o la de Jerangkang: verdaderos espectáculos de la naturaleza que permiten hacer unas fotos increíbles. Dejarse llevar por el rugido de las aguas callendo mientras se observa el atardecer es un espectáculo para los sentidos.

Parques naturales: Dispone de tres principales: el de Gelora, el Mini Zoo Teruntum y el de Indera Mahkota. En algunos de ellos se puede hacer un pequeño crucero por el río desde el embarcadero.

Por otro lado, ningún visitante debería dejar de comprar artesanía y productos Batik, ya que son el orgullo de la región y se pueden encontrar algunas gangas en los mercados de toda la ciudad. Una buena idea es ir a visitar la mezquita Masjid Negeri y, de camino, parar en algunas de las áreas de venta de productos artísticos.

Malasia

Sungai Lembing: Otro lugar muy curioso para realizar una visita es Sungai Lembing, a unos 25 km de la ciudad. Es un lugar que contiene las principales minas de estaño del país, consideradas las más profundas del mundo. Hay un museo sobre la antigua ciudad minera que es de lo más didáctico e interesante y muy cerca un puente colgante conocido como Sungai Lembing.

La Cueva de Charah: Aquí encontraremos el más famoso Buda Reclinado, que se encuentra en esta cueva de piedra caliza en el que los escultores supieron captar a la perfección la imagen pacífica y serena que se asocia con El Iluminado, fundador de la religión Budista.

Parque Nacional Taman Negara

Con un perímetro de más de 4.000 km cuadrados, esta reserva natural es tres veces más grande que un país como Singapur. Se extiende por los estados de Kelantan, Terengganu y Pahang. Su bosque tropical se estima que data de hace más de 100 millones de años, por lo que es uno de los más antiguos del planeta.

Gunung Tahan: La montaña más alta de Malasia, la cual se eleva a más de 2 km sobre el nivel del mar. Es un lugar fascinante que debemos visitar para asombrarnos con las maravillas naturales y las actividades que ofrece al trotamundos: Exploración de cuevas, senderismo, deportes acuáticos en sus costas… Aunque lo que es obligatorio si se visita la zona es caminar por la pasarela suspendida entre árboles de más longitud del mundo: 460 metros de largo a casi 50 metros del suelo. Como no podría ser de otro modo, el parque está protegido por las autoridades, con lo que nuestra visita guiada no tendrá ningún impacto negativo en el medio ambiente de la región.

LUGARES DE INTERÉS EN LAS ISLAS

PENANG

Georgetown: La isla de Penang, además del Parque Nacional homónimo, acoge en su territorio a la ciudad de Georgetown. Su propio nombre ya nos da una pista del pasado británico de la zona en la época colonial. Por ello, uno de los puntos fuertes de Georgetown es su impresionante arquitectura, aunque obviamente no es el único motivo para visitar esta urbe: El templo tailandés del Buda Reclinado, el Templo Birmano y el Fuerte Cornwallis son otras de las razones que añadir al lote. Eso por no hablar de la fábrica de Batik en la que podemos ser testigo de la habilidad de los artesanos para trabajar con estos intricados tejidos.

El Jardín de las Cascadas: El jardín botánico de Georgetown, con 29 hectáreas es el bosque tropical con una de las más bellas colecciones de orquídeas endémicas del mundo. En el norte de la isla podemos encontrar la mayor parte de restaurantes, cafeterías, complejos hoteleros, mercados, centros comerciales, discotecas y clubs nocturnos destinados a satisfacer las necesidades de ocio de los turistas. Son también muy recomendables los bazares que encontramos en esta parte de Penang, muchos de ellos abiertos las 24 horas.

Ferringi Beach: Aquí también es donde encontramos el mejor lugar de costa para los viajeros, una playa apta para practicar todo tipo de deportes acuáticos, entre los que destaca el snorkel y el buceo. Malasia También es posible contratar una excursión a caballo, lo que otorga un atractivo extra a esta zona turística. Aunque la palabra “turístico” pueda parecerle poco atractiva al viajero en busca de la autenticidad del lugar, la contemplación de los bosques tropicales cercanos a la playa y del resto del entorno natural en el que se encuentra inmersa Penang despejan toda duda sobre si es recomendable la visita.

Otras playas comoTanjung Bungah o Teluk Bahang también son muy visitadas por los trotamundos con ganas de costa, relax y diversión. Por algo personajes tan conocidos como el escritor Rudyard Kipling o la mismísima reina Elizabeth II de Inglaterra se han quedado prendados de esta isla privilegiada por los encantos que la pueblan.

Su animada vida nocturna, especialmente en Georgetown, su cultura vibrante, las exposiciones de todo tipo y el amplio abanico que ofrece para mezclar relax y diversión hacen de Penang un destino de magnífico no sólo de la propia Malasia, sino de toda Asia.

Parque Nacional de Penang: Un lugar de la máxima importancia para los amantes de la naturaleza y los biólogos y otros científicos que investigan la zona en busca de nuevas especies de animales y plantas. No en vano, sus más de 400 especies de flora y las 150 especies animales distintas que pueblan sus tierras son la prueba viviente de la biodiversidad única de este mágico territorio. Pero no sólo posee interés propio por su ecología, sino también por los vestigios arqueológicos que se han encontrado en el parque procedentes de los primeros humanos que habitaron Malasia.

Ejemplo de sus atracciones principales son el Parque Nacional Pulau Pinang que incluye los Bosques de las Tierras Bajas, las áreas de manglares, los hábitats de playa y costa, los lagos o los bosques profundos en los que a veces hasta cuesta ver el sol debido a su frondosidad.

PLAYAS EN PENANG

Malasia

Tanjung Bungah: es un suburbio de Penang en el que se encuentran algunas playas estupendas para pasar un día disfrutando del mar. Pero además, esta zona acoge el Museo de Juguetes de Penang, que como se deduce del nombre, es el sitio perfecto para llevar a los niños o descubrir cómo era la infancia de la gente local.

Batu Ferringhi: Es otra área de playa llena de restaurantes, hoteles y mercadillos dirigidos a los turistas de Penang. Especialmente interesantes son los mercados nocturnos si deseamos hacernos con algunas gangas.

Malasia

Teluk Bahang: Otra zona costera interesante porque pertenece al Parque Nacional. Posee una especial belleza perfecta para los amantes de la fotografía y es una zona más tranquila en cuanto a masificación turística.

Langkawi: El archipiélago de Langkawi está formado por unas 104 islas localizadas en el mar de Andamán. Podrían ser consideradas la joya de la corona en lo que a naturaleza se refiere del país (lo que ya es mucho dada la riqueza de este rincón del mundo al respecto), ya que en 1986 fueron declaradas por decreto ley la máxima atracción turística de Malasia.

Malasia

De todas ellas, la isla que da nombre al archipiélago es una de las atracciones preferidas por los viajeros. Cuenta con unas playas que sólo se pueden describir como paradisíacas, con enormes extensiones de fina arena que limitan en la orilla con las aguas cristalinas del mar, frente a gigantescas extensiones de selva en la dirección opuesta. Un ejemplo de esto son las playas como:

Tanjung Rhu: Situada al norte de la isla, es muy interesante asistir a la aparición de varios islotes que conectan con la misma por lenguas de arena cuando la marea baja. Eso sí, es importante recordar que cuando suba, nos veremos atrapados en una pequeña isla de roca rodeados de agua sino retornamos a la costa a tiempo. Eso sí, sus aguas suelen ser bastanta calmas. Además, posee algunas cuevas en la zona boscosa que parecen de auténtico cuento de hadas. Existe también la posibilidad de recorrerla a caballo, lo cual siempre es una experiencia divertida.

Malasia

Cenang: La playa por antonomasia de Langkawi, es quizás la que está más llena de vida, con mucha diversión nocturna y multitud de viajeros que se cruzan buscando diversión, sol, aventura y relax. En algunas zonas costeras ocurre con la marea lo mismo que en Tanjung Rhu, por lo que es importante estar alerta a las subidas y bajadas. Son famosísimas sus puestas de sol y la extensión de sus playas, hasta casi donde abarca la vista. El túnel de más de 15 metros que pasa por debajo del mar y nos permite contemplar la vida marina es una visita casi obligatoria.

Tengah: A sólo medio kilómetro de Cenang, la playa de Tengah nos hará olvidar el bullicio de ésta debido a que está mucho menos concurrida y es mucho más tranquila y relajante.Especialmente indicada si se quiere disfrutar de un festín a base de pescado y marisco, pues los restaurantes de la zona tienen una gran fama en todo Penang.

Kok: Esta playa se asemeja más a la típica costa tropical con arena blanca, mar transparente y poblado por un excepcional paisaje de palmeras. Especialmente recomendable para dejarse llevar por el relax y ‘il dolce far niente’. Es un sitio de lo más tranquilo, aunque eso no significa que se tenga que renunciar a la diversión: en muchas áreas se realizan fiestas cada noche para despedir al sol y dar la bienvenida a la luna.

Aunque en un primer momento puede parecer que es un lugar dirigido al turismo, los habitantes de Langkawi son sobre todo pescadores, agricultores, artesanos o empresarios. Los pequeños pueblos están llenos de encanto con sus casitas bajas, la gente haciendo las labores típicas del día a día y los más pequeños jugando en las calles.

Malasia

ISLAS PHERENTIAN

Este conjunto de islas pertenecen al Estado de Terengganu, en ellas destacan las dos islas más grandes, que son Perhentian Besar y Perhentian Kecil y unos pocos pequeños islotes en los que no hay habitantes (Susu Dara, Serenggeh y Rawa).

El conjunto es una de las zonas más populares entre todos aquellos viajeros que recalan en Malasia debido a sus playas de arena blanca y sus cristalinas aguas que permiten la práctica de los más variados deportes acuáticos. Su biodiversidad marina, sus arrecifes coralinos y la belleza del entorno convierte a este archipiélago en todo un paraíso en la Tierra que merece la pena ser visitado al menos una vez en la vida.

PULAU REDANG

Esta isla situada frente a las costas de Terengganu ofrece aguas cristalinas ideales para el buceo, amén de una fascinante vida marina. Pero la gran baza de este sitio para bucear es que se pueden contemplar dos grandes barcos hundidos y pasear buceando por sus cavidades: El Príncipe de Gales al Servicio de Su Majestad y el Repulse al Servicio de Su Majestad, que cayeron en combate durante la II Guerra Mundial. Toda una experiencia para los buceadores que quieran ser testigos del espectáculo de ver a los peces penetrar por sus camarotes. Toda una isla paradisíaca ideal para disfrutar del sol y la playa.

PULAU KAPAS

En idioma malasio su nombre significa “isla de algodón” y no es extraño que fuera así bautizada dada la arena blanca de sus playas, cuyo brillo se puede ver en barco incluso alejándose mucho de la costa. Es otro de los muchos paraísos de buceo con los que cuenta este precioso país, rodeado de junglas tropicales y con barreras de coral y una vistosa biodiversidad. Además, no está tan masificado por el turismo como otras regiones malasias, lo que siempre es de agradecer.

ISLA TIOMAN

Malasia

Esta es una pequeña y encantadora isla de poco más que 39 km de largo y 12 km de ancho, ubicada en la península de Malaca (estado de Pahang). Está muy poco poblado, más que nada salpicado de aldeas, aunque el número de estas no llega a la decena. Los bosques que posee le dan un encanto muy especial y es un lugar muy famoso entre los buceadores de todo el mundo por sus arrecifes de coral su biodiversidad y sus aguas transparentes. Es el lugar ideal para los amantes de la naturaleza que quieran contemplar la vida salvaje, marina o terrestre, en todo su esplendor.

ISLA DE PANGKOR

Malasia

En este lugar podemos disfrutar de adentrarnos en la vida y el día a día de los pueblos de pescadores sin renunciar a la comodidad de un buen resort en primera línea de playa. El viajero sediento de sol, playa y mar quedará de lo más satisfecho en sus dos lugares principales para disfrutar de estos placeres: Pasir Bogak y Teluk Nipah. En estas playas se pueden practicar todo tipo de actividades y deportes acuáticos, por lo que los que busquen aventura en Malasia darán con el lugar perfecto. Además, en Teluk se pueden ver a veces a las tortugas yendo a desovar en la arena.

ESTADO DE SARAWAK

Malasia

Kuching: Se sitúa a orillas del río Sarawak (Estado de Sarawak) y es la capital de la División de Kuching. Esta ciudad tiene una vital importancia para el país ya que es la puerta de entrada de importaciones alimentarias y de los viajeros que desean visitar Sarawak y Borneo.

Los parques naturales son una de sus principales atracciones.

El Parque Nacional de Humedales de Kuching es uno de los más famosos gracias a sus manglares, pues se encuentra en el estuario de los ríos Sibu Laut y Salak. El valor de su biodiversidad es altísimo, pues mezcla el típico ecosistema costero de la zona con otros de agua dulce, lo que crea un entorno natural muy interesante desde el punto de vista tanto zoológico como botánico. Puede ser de interés acercarse a alguno de los pequeños pueblos pesqueros que salpican el área para conocer la forma de vida de la gente local, aunque en cualquier caso la simple contemplación del paisanaje dejará sin aliento al viajero naturalista más experimentado.

Pero existen muchos más parques de interés en Kuching: El Parque Nacional de Bako, el Centro de Vida Salvaje de Semenggoh (con un orfanato de orangutanes), el Parque Nacional del Monte Gading y el Parque Nacional Kubah.

Playa de Santubong: Y a sólo 40 minutos por carretera podemos encontrar la playa de Santubong, hogar de numeroso resorts famosos en la región y de fama mundial. Otras playas cercanas son la de Lundu y la de Sematan.

Como las tierras altas de Borneo se encuentran bastante cerca de la ciudad, una buena opción sería vivir la experiencia de alojarse en un resort en dichas tierras altas, situadas a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar. Así, experimentaremos otro tipo de clima más frío sin salir de Malasia y seremos testigos de la multitud de facetas que conforman el sistema natural de Malasia.

El museo de Sarawak: Si lo nuestro son los museos y la cultura, también estamos en el lugar adecuado. El museo de Sarawak es uno de los más importantes del continente asiático (amén de ser el edificio más alto y antiguo de la ciudad). Especialmente interesante para adentrarse en la antropología y el modo de vida de la región y el país a lo largo de los siglos. Otros museos de interés son el de Historia China, el Museo de la Madera de de Sarawak o el Planetario, totalmente recomendable para los aficionados a la astronomía.

India Street: Si nos adentramos en las calles de la ciudad, India Street es fundamental, ya que fue objeto de una renovación importante y ahora alberga el complejo de Sarawak Tourism Board. También es típico pasear por el bazar, situado en la calle más vieja de Kuching (Padungan), donde muy cerca se encuentra el barrio chino, perfecto para hacer compras o disfrutar de una buena comida. Existen a su vez multitud de centros comerciales por toda la ciudad, por lo que puede ser apropiado adentrarse en alguno de ellos en busca de gangas.

Damai: es la principal zona de playa del Estado de Sarawak y se encuentra en la península de Santubong (tan sólo a media hora por carretera de la capital). Sus playas al pie de una montaña selvática son un verdadero espectáculo y los hoteles y resorts que existen por allí tienen una gran fama entre los viajeros que ya han pasado por Damai, pues suelen ofrecer piscina, playa privada, actividades como el jet-ski, esquí acuático, windsurf, paseos en bicicleta por la montaña y un sinfín de actividades más en plena naturaleza.

Pero si algo hace famosa a Damai es sobre todo el personaje más célebre que habita sus aguas: El delfín Irrawady, que se puede contemplar a lo largo del río También son muy conocidas las reservas de aves salvajes.

Batang Ai: El Parque Nacional de Batang Ai, situado no demasiado lejos de Kuching, consta de más de 240 kilómetros cuadrados de bosque tropical en el que cohabitan innumerables especies de animales salvajes con una fauna única y una población de aves de lo más atractiva para los viajeros aficionados a la ornitología.

La mejor manera de moverse por el parque es en barca, ya que de hecho es el principal medio de transporte para los habitantes de los pueblecitos que salpican el parque. La fama que ha ido cobrando entre los viajeros han propiciado que los últimos años surjan multitud de resorts y hoteles en las inmediaciones del parque, por lo que son una buena opción para explorarlo a fondo.

Las tribus de Sarawak: En la región conviven numerosas tribus ancestrales cuyas costumbres y modo de vida apenas ha cambiado a lo largo de los siglos. Entre ellas se encuentran:

Malasia

  • Los Malay, configuran el 23% de la población de Sarawak y viven en las zonas del sur.
  • Los Melanau, cuyos ancestros se cree que fueron los primeros humanos que habitaron la región.
  • Los Bidayuh, habitantes del oeste de Borneo.
  • O los Orang Ulu, conocida la tribu de las tribus, ya que diferentes familias y etnias la conforman.

Aunque estas son sólo algunas de las muchas que existen, lo que hace de Sarawak un lugar fascinante para los antropólogos.

Miri: Situada en la zona de islas al norte de Borneo, esta ciudad se ha convertido en los últimos años en un importante epicentro del comercio, la economía y la sociedad malasia.

En su jurisdicción nos encontramos con el Parque Nacional de Gunung Mulu, que merece una mención aparte. Otros parques importantes son el de Lambir Hills National Park, que contiene el lago natural más grande de Salawak o el de Niah National Park, que posee una gran importancia arqueológica dado que los restos humanos más antiguos del Sudeste Asiático se encontraron aquí.

Pero además, la ciudad es famosa por sus festivales musicales, especialmente el Borneo Jazz Festival. Nuestra visita a la ciudad no estará completa sin entrar en el Museo del Petróleo, la materia prima de la que depende la economía de toda la región debido a los numerosos yacimientos que se han encontrado en los alrededores.

Parque Nacional de Gunung Mulu: A sólo 100 km de la ciudad de Miri se encuentra este fascinante lugar plagado de cuevas gigantescas que penetran en las entrañas de la Tierra. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000, alberga la famosa Gruta de Sarawak, donde se halla la cueva más profunda del mundo, con 700 metros de longitud y nada menos que 400 de anchura.

El Parque contiene otras cuevas de sumo interés para espeleólogos y aficionados. El lugar es un entorno que parece sacado de un cuento de hadas, con unas formaciones rocosas espectaculares, lagos subterráneos, estalactitas y estalagmitas y bastante vida salvaje, propia de una selva lluviosa. Un lugar que sólo puede describirse como espectacular.

Malasia

ESTADO DE SABAH

Kota Kinabalu: La ciudad posee una enorme importancia como centro comercial e industrial de primera magnitud en el Este de Asia. Y, cómo no, es un importantísimo lugar de parada para los turistas, especialmente si se viaja de camino a Sabah y Borneo.

Lugares de especial interés son el Museo de Sabah, el Atkinson Clock Tower o el área de Porche Samudra. En dicha zona situada junto al mar se encuentran muchos restaurantes, tiendas, lugares de esparcimiento y locales pensados para el ocio y las compras, por lo que es uno de los sitios más recomendables.

Aunque tampoco debemos perdernos la Torre Tun Mustapha (el segundo edificio más alto de Borneo), las casitas costeras en Gaya Isla (muy típicas de los habitantes de la zona, erigidas sobre aguas poco profundas) o el distrito comercial, ideal para hacerse con algunos recuerdos y compras a precios competitivos.

El parque de Kota Kinabalu se extiende a más de 4.000 metros de altitud sobre el nivel del mar. Reconocido como Patrimonio Mundial por la UNESCO, este lugar despliega ante el visitante toda la hermosura natural que ha hecho famoso al país. La biodiversidad que alberga es de una abundancia que quita el aliento, por lo que los amantes del medio ambiente se sentirán extasiados en la visita a la zona. Además, hacer un crucero por los manglares puede ser una experiencia de lo más especial.

Sandakan: Este es otro de los lugares privilegiados que suele interesar mucho a los amantes de la ecología que viajan a Malasia. No en vano, el lugar es conocido como la Ciudad de la Naturaleza (o también la pequeña Hong-Kong).

Está ubicada en el Estado de Sabah. Las enormes extensiones que se integran dentro del núcleo urbano dedicadas a parques y zonas naturales es lo que le confiere este sobrenombre digno de un rincón especial de la Madre Tierra.

Es un lugar muy bonito, ya que se sitúa entre una cadena montañosa y el mar (concretamente el de Sulú). Esto da una idea bastante precisa de la variedad de especies naturales que se pueden contemplar en la zona. Especialmente, especies botánicas raras y otras muy propias de estas latitudes.

También ha estado muy influenciada por el colonialismo, por lo que la mezcla de distintas arquitecturas la dota de un especial encanto.

Lugares de interés para el visitante son: el Templo Sing Kung (que además es el edificio más añejo de la ciudad), el templo budista Puu Jih Shih, la mezquita de Sandakan o el Cementerio Japonés.

Si nos centramos en el aspecto natural, indispensables son la Isla de las Tortugas, el Santuario de la vida silvestre de Kinabatangan o las Cuevas de Gomantong. Y por supuesto, muy cerca está el Centro de rehabilitación de orangutanes de Sepilok, que merece un comentario aparte.

Sepilok: Situado en el hermoso Estado de Sabah, la reserva de orangutanes de Sepilok es un lugar muy especial ya que sólo hay otras tres reservas de orangutanes como esta en el mundo.

Malasia

Esta especie endémica de simios están muy amenazados por la extinción, por lo que visitar el santuario de orangutanes, además de experiencia maravillosa para los amantes de la naturaleza, contribuye a apoyar económicamente el trabajo que se realiza en cuanto a conservación y cuidado de estos simpáticos animales.

Sukau: El Sukao Rainforest es un bosque tropical ubicado en las orillas de una de las vías fluviales más importantes de Borneo, el río Kinabatangan, hogar de muchos de vida salvaje de Borneo, como ya hemos mencionado en otro apartado.

Sumergirse en la tranquilidad de la selva tropical y los sonidos que producen los animales que la habitan es una experiencia majestuosa. Aquí se pueden contemplar aves, las siete especies de primates de Borneo, los orangutanes en su hábitat natural, así como manadas de elefantes pigmeos de Borneo. Todo ello de un modo sostenible y ecológico. Una gozada para los más concienciados con la protección del medio ambiente y la vida salvaje.

Reserva de Vida Salvaje de Tabin: Este santuario ubicado en el centro de la península de Dent (al noreste de la ciudad de Lahad Datu) se creó en el año 1984 para proteger a los animales en peligro de extinción que habitan sus bosques.

Es el hogar del elefante pigmeo y el rinoceronte de Sumatra. Además, aquí cohabitan nueve especies diferentes de primates, varias de gatos salvajes y 220 especies de aves distintas. Eso por no hablar de los volcanes activos, muy ricos en minerales que atraen a todo tipo de vida silvestre. Los viajeros que así lo deseen pueden alojarse en las instalaciones del parque, donde se puede practicar el trekking, los safaris fotográficos nocturnos (que es cuando más actividad hay en la jungla), la observación de aves o los cursos de educación sobre la selva.

Danum Valley: El valle de Danum es un área protegida de ubicada en la reserva forestal de Sabah en Malasia. La zona está así reconocida por el gobierno como un lugar con una biodiversidad excepcional que debe ser protegida.

El área ocupa 438 kilómetros de una espectacular extensión de flora en la que conviven multitud de especies animales: Desde pájaros-rinoceronte hasta orangutanes pasando por gibones, leopardos de sumatra y más de 270 especies de aves. Una de las actividades estrella es caminar entre los árboles a gran altura gracias a unas pasarelas que garantizan la seguridad de los visitantes. Es increíble contemplar así el paisaje y ver la actividad de los diferentes animales en las ramas de los árboles y debajo en la frondosidad del suelo.


En 25 años más de 25.000 viajeros han descubierto Asia disfrutando con nuestros viajes saber más