Lugares de interés en Nepal

Nepal

KATHMANDÚ

La capital del Nepal constituye con sus casas talladas en madera y sus templos todo un museo al aire libre. La fundación de la ciudad se suele decir que tuvo lugar en los “Tiempos Oscuros” al final del periodo Licchavi de la mano de los indios de la llanura que invadieron el valle en el año 300. Una de las primeras zonas de asentamiento fue Deopatan, pero cuando el valle fue unificado por el rey Malla Jayasthiti en el siglo XIV, Kathmandú se convirtió en la capital y centro administrativo.

Entro los lugares que no hay que dejar de visitar están:

La Kumari Bahal: La casa de la diosa viviente. Fue construida en el siglo XVII por el rey Malla, el mismo que instituyó el culto a la Kumari. Procede siempre de la casta de los sakya y es escogida tras numerosas pruebas, hasta que llega a la pubertad, edad en la que cede el honorable puesto a otra.

El Kastamandap: Es un templo construido en el siglo XVI con la madera de un solo árbol. Su arquitectura sencilla y sobria no es por ello menos hermosa.

El Antiguo Palacio Real: En la plaza Durbar, fue erigido por el rey Prithunarayan Shah “el grande” a finales del siglo XVIII. La misma plaza en la que se encuentra es todo un espectáculo digno de presenciar.

PATAN (LALITPUR)

Antigua capital del país conocida como la ciudad de los mil tejados de oro. Es una ciudad budista construida alrededor de su Palacio Real. La mayoría de sus edificios datan de la dinastía Malla, especialmente de los siglos XVI al XVIII. Está considerada cuna del arte y arquitectura del valle de Kathmandú. Entre sus monumentos destacan:

El templo de oro: Templo budista escondido en el interior de un pequeño patio cuadrado. Su nombre proviene del hecho de que sus techos de placas de bronce dorado le dan ese aspecto brillante y hermoso.

El templo de los mil budas: esta shikara fue construida a finales del siglo XVI y renovada después de los daños sufridos por un gran terremoto en 1934. Está compuesta en su integridad por ladrillos rojos y en cada uno de ellos hay una efigie de Buda, lo que le da un carácter único y atractivo.

La plaza del Palacio Real: Es un conjunto único en su género donde se encuentra una docena de templos de todos los estilos y el Gran Palacio construido a mediados del XVII por los reyes de la dinastía Malla.

BHADGAON (BHAKTAPUR)

Capital del valle entre los siglos XIV y XVI, también es conocida como “La ciudad de los devotos”. Construida en el siglo IX, en la forma de la concha de Vishnu por el rey Ananda Malla, es la ciudad del valle que mejor conserva su carácter e identidad. Ello es debido a su desarrollo independiente hasta la reunificación del valle por los invasores Gurkhas en 1728 y a la gran atracción que ejercía Kathmandú sobre los inmigrantes. En sus calles llenas de tipismo y colorido se desarrolla una gran actividad artesanal que da aún mayor atractivo a esta ciudad de ambiente medieval.

PASHUPATINATH

Nepal

Es la ciudad sagrada de Nepal para los hinduistas, dedicada a Shiva, que juntamente con su hijo Ganesha son los dioses más populares del valle. Está atravesada por el río sagrado Bagmati cuyos ghats se convierten en lugares de peregrinación y celebraciones. Toda la vida del lugar surge en torno a un templo dedicado a Shiva, pero los no practicantes no tienen acceso al mismo.

BODNATH

Desde hace más de dos mil años este lugar ha sido también un importante centro de peregrinación y meditación budista. La estupa de Bodnath está dominada por una cúpula dorada donde los ojos de Buda ejercen una extraña fascinación. Cuatro monasterios se encuentran en las proximidades de la estupa.

SWAYAMBUNATH

Esta estupa elevada sobre una colina al oeste de Kathmandú provee al visitante de una vista impresionante de la región y del valle. Se cree que tiene más de 2.500 años de antigüedad. El símbolo de este sitio es una nariz de buda que tiene forma de interrogación, pero que en realidad es el número nepalí “ek”, símbolo de la unidad.

KIRTIPUR

A cinco kilómetros al suroeste de Kathmandú se encuantra esta localidad campesina típicamente newar en la que parece que nada ha cambiado desde hace varios siglos. Este pequeño pueblo está situado en la cumbre de una colina que domina el valle.

BUDANILKANTA

A 8 kms al norte de Kathmandú está este santuario hinduista donde en un estanque cuadrado lleno de agua reposa una gigantesca estatua de Vishnú que data del VII y que es constatemente objeto de devociones y ofrendas de flores y polvos de sándalo. Según la leyenda, rey de Nepal no puede homenajear a esta figura sin perecer al instante, debido a que él se supone que es la reencarnación de esta divinidad.

DAKSHINKALI

El santuario está situado a una hora en coche de Kathmandú. Una de sus bazas es su gran belleza natural y su aspecto tan pintoresco. Aquí se rinde homenaje a vishnú en unos estanques que contienen peces sagrados junto a estelas que se remontan a antiguas dinastías.

Hay ermitas budistas e hinduistas. A veces, celebran impactantes sacrificios para evitar los malos presagios e implorar a la diosa Kali que les libre de los Cinco Grandes Vicios que envenenan a la Humanidad. A cada uno de esos vicios responde un animal preparado para el sacrificio: Un búfalo para la cólera, el macho cabrío para la envidia, el gallo para la estupidez, el carnero para la timidez y el pato para la indiferencia.

CHANGU NARAYAN

Es el santuario más antiguo de todo el país, situado a 12 km al nordeste de la capital y en la cima de una colina. Hay que subir 100 escalones para llegar a la entrada del templo fortificado. El templo está dedicado a Vishnú, como dan a entender la caracola y la rueda en su entrada. Lo más interesante aquí son las numerosas estatuas que pueblan el lugar.

VISTAS DEL HIMALAYA

DHULIKHEL

Para contemplar el esplendor de las cimas del Himalaya hay que salir fuera de la capital. Se suele salir una hora antes del alba por la carretera que va hacia China. Se atraviesa un pequeño pueblo de Dhulihel para llegar a una explanada desde donde se puede admirar el magnífico espectáculo.

NAGARKOT

Pequeña aldea desde donde se puede admirar también una impresionante panorámica del Himalaya a la hora de la salida o de la puesta del sol. Bien entendido, el espectáculo de las panorámicas vistas del Himalaya no es visible durante la época del monzón (de junio a octubre). Los meses de invierno (noviembre a febrero) son los mejores porque el cielo está despejado.

AL SUR DE KATHMANDÚ

EL TERAI

Región de bosques de bambú y plataneros así como arrozales. Los tharu, antiguos nómadas llegados desde la India durante el siglo XII, son los habitantes de la región en la actualidad. En El Terai se puede visitar:

El Real Parque Nacional de Chitwan: Considerado como el mejor santuario de vida animal de toda Asia. En tiempos fue un jardín privado y reserva de caza del primer ministro Rana. Se puede visitar en 4x4, en piragua cruzando el río o a lomos de un elefante. Aquí se observan tigres, rinocerontes, leopardos, elefantes y cocodrilos.

Tiger Tops Jungle Lodge: Tras un corto vuelo a baja altura desde Kathmandú se llega a uno de los aeropuertos próximos al parque Nacional de Chitwan, donde se encuentran tres reservas. El campamento base es Tiger Tops Jungle Lodge. Los safaris se realizan en elefantes que adentran fácilmente en la jungla en busca de los tigres. Hay muchas más especies animales, de aves y unas plantas espectaculares.

A media hora en Jeep está el Tent Camp y The Tower, un pequeño treking recorriendo un camino con plantas diversas y rica naturaleza, conduce a la segunda reserva del parque, Tent Camp. Aquí se encuentra un lugar conocido como The Tower, un mirador de madera al que se sube por una escalera de troncos.

OESTE DE KATHMANDÚ

POKHARA Y SU VALLE

Nepal

Situada a 206 km. de Kathmandú, Pokhara se ha convertido en el punto de partida de muchas excursiones de trekking y expediciones para visitar zonas del Himalaya. Hay varios puntos de interés en la ciudad y sus alrededores, pero destacamos:

Los templos y monasterios: Lugares como Bindabasini, Barahi –en una pequeña isla dentro de un lago-, el templo de Bhadrakali, situado en una bella colina en un entorno impresionante por su belleza, son sólo algunos ejemplos de todo lo que ofrece en este aspecto.

Los lagos: Phewa Tal se encuentra muy cerca de la ciudad y tiene una isla-templo dedicado a la diosa Barahi. Las tranquilas aguas del lago reflejan las imágenes del macizo del Annapurna así como la de un bello bosque que hay en el extremo sur del lago.

Begnas y Rupa son dos lagos gemelos a 15 km del aeropuerto al noreste del valle de Pokhara. Menos frecuentados por los turistas, estos dos lagos gozan de una gran tranquilidad y de un entorno casi selvático. Desde la colina que nos separa, se pueden obtener unas magníficas vistas, perfectas para los amantes de la fotografía.

Las Gargantas de la Seti Khola: una falla con un cañón de 45 metros de profundidad y de apenas un metro al nivel del torrente.

Las cataratas de Devin: se encuentran al sur del lago de Phewa, abriéndose paso a través de una estrecha garganta antes de desaparecer en un agujero misterioso en la tierra: espectaculares.

Las cuevas de Mahendra: al norte de la ciudad, en unas de las pocas cuevas de piedra caliza que hay en Nepal. Está llena de increíbles estalactitas y estalagmitas.

Otro lugar interesante es el pueblo tibetano de Thailing, especialmente para comprar artesanía y alfombras hechas por los habitantes del lugar, y Tashi-Palkhel, otro pueblo tibetano en el que hay un precioso monasterio gompa y un taller de tapices impresionante.

LUMBINI

Se encuentra a 136 km de Chitwan, muy cerca de la frontera con la India. Este es un lugar muy especial porque está considerado el lugar de nacimiento de Buda. En 1895 fue descubierta una columna con inscripciones que mencionan y glorifican a Lumbini, por ser el lugar de nacimiento de “El Iluminado” y desde entonces comenzó el flujo de peregrinos convirtiendo el lugar en uno de los más sagrados para los budistas.

El Jardín Sagrado: Es el lugar donde se encuentra el templo Mayadevi, con representaciones del nacimiento y la historia de Buda. El Estanque Sagrado de Puskarani, donde cuenta la leyenda que se bañó Maya Devi, la madre de Buda antes de dar a luz.

GORKHA.

Esta localidad está situada a medio camino entre Kathmandú y Pokhara. Cuna de la dinastía de los Sha, aquí podemos visitar un antiguo castillo, el de Prithvi Naragan Shah, el llamado “Padre de la Nación Nepalí”. Desde lo alto del Durbar de Gorkha se puede obtener una vista magnífica de los picos Manaslu y Himalchli.

Templo de Manakamana: Al sudeste de la ciudad, se puede visitar este importante centro de peregrinaje hinduista, es el templo de la diosa de las Aspiraciones. A algunos extranjeros les puede impactar un poco la costumbre local de sacrificar animales como aves para contentar a la diosa, por lo que es mejor informarse de si hay alguna celebración antes de acercarse si está especialmente sensibilizado con este tema.

EL TREKKING EN NEPAL:

Los primeros visitantes extranjeros que acudían a Nepal, lo hacían entre otras cosas atraídos por sus montañas. Hoy en día es un paraíso para los escaladores y los aficionados al trekking. Esta palabra anglosajona proviene de Trek: “Sendero” y no es otra cosa que recorrer caminos trazados caminando mientras se hace deporte y se disfruta del hermoso paisaje. La sobrecogedora belleza de los paisajes de Nepal no se aprecia tanto como realizando esta actividad.

Además, lo más divertido del trekking es que no hay competitividad ni se trata de batir una marca: Lo más importante es el disfrute del camino y del entorno, así como el compañerismo entre los miembros de la expedición. Lo más cómodo para realizar una buena ruta de Trekking en Nepal es contar con sherpas y cocineros, que colaborarán en el transporte del equipaje y os enseñarán lo más típico de su forma de vida, además de que es una manera segura de conocer mejor el país.


En 25 años más de 25.000 viajeros han descubierto Asia disfrutando con nuestros viajes saber más