Gastronomía en Sri Lanka

Sri Lanka

Como pasa en buena parte de Asia, el arroz y el curry son la piedra angular de la cocina de Sri Lanka. Estos dos ingredientes básicos se suelen acompañar de raciones de pollo, pescado, ternera o verduras. Los platos suelen estar muy especiados y hay que tener especial precaución con el picante, usado profusamente por los cocineros del país y de una potencia a la que los paladares occidentales estamos poco acostumbrados.

En los pueblos costeros es muy recomendable probar el atún, de un sabor fuerte y normalmente muy fresco. Las frutas tropicales también son un pilar de la gastronomía cingalesa, especialmente el coco, que se usa en multitud de platos deliciosos. Aunque eso sí: A la hora del desayuno se deja sentir la influencia inglesa en el país, ya que normalmente se sirven huevos fritos o revueltos y es una comida bastante contundente.

Por supuesto, como no podía ser de otro modo en un país tan ligado al mar, el marisco abunda en muchos platos. Recomendamos especialmente la langosta, deliciosa y a unos precios de lo más asequibles.

Más allá de los sólidos, lo que el viajero no puede dejar de probar en Sri Lanka es el té que, con permiso de la India, está considerado el mejor del mundo. Aunque el café no se queda atrás y los granos del archipiélago son tremendamente valorados allende los mares.

Para los más osados, recomendamos el arrack: Una bebida alcohólica hecha a base de coco con la que se debe tener precaución pues puede subirse a la cabeza con más fuerza de la que parece, ya que al mezclarse con cerveza de jengibre –que es como se suele servir- no se nota tanto su graduación.


En 25 años más de 25.000 viajeros han descubierto Asia disfrutando con nuestros viajes saber más