Lugares de interés en India

India

DELHI

Fuerte Rojo: Es el mayor monumento de la conocida como Vieja Delhi: Una fortaleza de gruesas murallas de piedra arenisca rojiza, construida con torretas y bastiones, que se alzan sobre un amplio foso seco. La grandeza de la edificación de sebe a que estaba pensada para ser una ciudad auto-suficiente durante algún tiempo. Toda la fortaleza, que empezó a construirse en el año 1639, sigue siendo un gran vestigio del poder mongol que dominó la zona.

Mezquita Jama Masjid: Se trata de la mezquita más grande de la India, con capacidad para albergar a unos 25.000 fieles. Uno de sus principales atractivos son sus tres cúpulas de mármol que coronan la sala principal de plegaria, en la cara oeste (orientada a La Meca). Está formada por unos altísimos arcos en forma de creciente lunar, las cuales protegen el mihrab: el nicho abierto en el muro de cierre occidental reservado para el guía de la plegaria. Esta zona suele llenarse casi por completo en los días sagrados de plegarias. La zona de fuentes del centro, con un estanque, se usa para las abluciones que los fieles deben realizar.

Raj Ghat: Las escaleras en las orillas del río conocidas como Ghats se construyeron por orden de Sha Jahan cuando fundó la ciudad. Estas escalinatas que llegan hasta las aguas del Ganges se han usado durante siglos para la oración y para el ritual la incineración de los muertos, pero también para actividades más prosaicas como lavar la ropa o bañarse. Sin embargo, el Raj Ghat más que unas escaleras es todo un parque a cierta distancia del río dedicado a la memoria de tres de las personalidades ya desaparecidas más importantes e influyentes de la India Moderna: Mahatma Ghandi, Indira Ghandi y su hijo Rajiv. Muchos fieles y peregrinos acuden aquí para enviar sus plegarias a Ghandi. En las inmediaciones hay un pequeño museo que puede ser muy interesante si se quiere profundizar un poco más en el conocimiento del líder de la resistencia pasiva en la India frente a los colonos ingleses.

Bazares y mercados en Chandni Chowk: Este es un área llena de vida y color donde podemos entrar en contacto con la India más plena y real. En sus calles es fácil perderse entre mercaderes y tenderetes, algo recomendable para toparse con estampas que sorprendan al visitante. Además de para comprar auténticos recuerdos de artesanía, es el lugar perfecto para probar algo de la auténtica gastronomía hindú. El Qutub Minar: Considerado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1993, este es el alminar de ladrillo más alto del mundo gracias a sus 72 metros desde el suelo y el monumento musulmán más antiguo de Delhi.

La Nueva Delhi: La parte nueva de Delhi es un área moderna formada por amplias avenidas arboladas e inmensos edificios coloniales. Además, es el lugar que alberga el Gobierno central desde 1931.

Puerta de la India: A este enorme arco se le conoce también como el Memorial de Todas las Guerras Indias y es un monumento a todos los caídos en los distintos conflictos bélicos del país. El impresionante monumento que recuerda poderosamente al Arco del Triunfo francés, sirve de homenaje para los más de 90.000 soldados caídos en defensa del Imperio Británico durante la I Guerra Mundial. Aunque con el tiempo se han ido añadiendo nombres de soldados de otras muchas guerras.

Palacio Presidencial: También conocido como Rashtrapati Bhavan, es la residencia oficial del presidente del país. Diseñado por el arquitecto británico Edwin Lutyens, se inspiró enormemente en los colores de la arquitectura local y también en sus formas. El proyecto surgió tras el traslado de la capital de la India en 1911 de Calcuta a Delhi y la edificación finalizó en el año 1929. Su arquitectura es muy interesante por la mezcla de estilos europeos y orientales que representa.

Parlamento o Sansad Bhavan: Su interior alberga el Consejo de Estado, la Cámara de la Asamblea y el Consejo de los Príncipes. Este último en la actualidad alberga una gran biblioteca, ya que en la antigüedad era donde los príncipes de los estados antes de la independencia se reunían.

JAIPUR

Ciudad Rosa: Es el nombre que recibe la zona del casco antiguo de Jaipur. Al contrario de lo que podría parecer, en su origen el color predominante de los edificios que la forman era el amarillo cetrino, pero desde que tiñeron la ciudad para dar la bienvenida al príncipe Alberto de Inglaterra en 1856 (el rosa es el color de la hospitalidad de Rajastán), ha permanecido así, recibiendo baños de color periódicamente.

La ciudad sorprende por la simetría de su trazado y por la muralla almenada que la rodea, dando acceso a la misma por diez puertas. Su diseño se dispuso de acuerdo al Shilpa Sastra, un antiguo tratado hindú sobre arquitectura. Cada barrio de la ciudad es sede de un distrito de actividad concreto: El bazar Suraj Pole alberga a los elefantes y sus propietarios, el Nehru y el Bapu son centros especializados en tejidos, perfumes y zapatos; el Tripolia y el Chaura Rasta venden utensilios del hogar y textiles; las piedras preciosas, la plata y los saris se pueden encontrar en el bazar Johari.

AGRA

Tercer vértice del Triángulo Dorado, Agra aún mantiene el esplendor de la época en la que era capital de India durante el domino mongol como demuestran el Fuerte y el Taj Mahal.

Taj Mahal: Descrito por el poeta Tagore como “una lágrima en el rostro de la Eternidad”, el Taj Mahal es probablemente el monumento más reconocible de la India y el cénit de la arquitectura mongol. Y por qué no decirlo, uno de los edificios más impresionantes y hermosos del planeta. La construcción es todo un monumento al amor romántico: Sha Jahan construyó el Taj Mahal para albergar el cuerpo de su esposa favorita, Arjumand Bann Begum, que murió poco después de alumbrar a su decimocuarto hijo. Su muerte consternó tanto al Sha que decidió construir un mausoleo en su honor. La construcción llevada a cabo por 20.000 hombres de toda Asia se inició en 1632 y acabó en 1653. Su visita es fundamental hasta tal punto que se dice que si no lo has visto no has estado en India. No en vano, en 2007 fue elegido como una de las 7 Maravillas del Mundo.

Fuerte de Agra: Las elevadas murallas del Fuerte Agra dominan una curva del río Yamuna a 2 km al noroeste del Taj Mahal. Durante generaciones, este fue el bastión y la sede del Imperio Mongol. Ahora, el acceso a gran parte del fuerte está restringido, pero sí que se pueden ver algunas de enorme belleza que son buena muestra de la impresionante arquitectura de la época y de la pericia de los artesanos a la hora de crear tallas únicas y elevar impresionantes columnas.

El mausoleo de Akbar: Como no podía ser de otro modo, el mausoleo erigido en honor del más distinguido soberano mongol es uno de los más fastuosos y ambiciosos edificios de su época. Este impresionante edificio de mármol y arenisca rojiza fue diseñado por el propio emperador a 10 km al noroeste de Agra. El elemento que más llama la atención del conjunto es la Puerta Sur o Buland Darwaza, tan alta que impide ver la tumba situada más allá. Coronada por 4 minaretes. Una vez dentro, impresiona enormemente ver la cripta subterránea donde está la tumba de Akbar, salpicada de rosas y en un ambiente en el que predomina la luz dorada.

VARANASI

También conocida como Benarés, la viaja ciudad se extiende a lo largo de la media luna formada por el río Ganges, con gran predominio de las escalinatas llamadas Ghats, que siguen siendo una de las principales atracciones de Varanasi.

Los Ghats: Cada uno de los cientos de Ghats con los que cuenta la ciudad están indicados por un lingam y ocupa un lugar propio en la geografía religiosa de la ciudad. Aunque algunos se han desmoronado a lo largo de los años, otros se llenan de feligreses, bañistas, sacerdotes, y practicantes del yoga y la meditación. Para los hindúes, el Ganges es el elixir de la vida que ofrece pureza a los vivos y salvación a los muertos. Para un occidental puede ser extraño el carácter tan sagrado de unas aguas en la que los deshechos de las cloacas, las cenizas de los muertos y los restos de los rituales religiosos flotan junto a los creyentes. Sin embargo, el Ganges, en especial este brazo, está considerado uno de los lugares más sagrados de India.

Casco Antiguo de Varanasi: El Vishwanatha Khanda es un laberinto de estrechas callejuelas al que se denomina como casco antiguo. La zona merece ser explorada por los numerosos santuarios y lingam que oculta en cada esquina y por la actividad que bulle en ella de peregrinos, comerciantes y tenderetes. Uno de los templos más interesantes es el de Visheshwara o “el Señor de Todo”, popularmente conocido como el Templo Dorado.

Bharat Mata: La característica más inusual del templo moderno de Bharat Mata o “Madre India”, situado a 3 km de la ciudad e inaugurado por Ghandi, es que contiene un mapa de mármol enorme y en relieve de todo el subcontinente indio y de la meseta tibetana. No es un básico cuando se visita Varanasi, pero a muchos les gusta ir a echar un vistazo y contemplar el suntuoso mapa desde la segunda planta.

BOMBAY

Actualmente conocida como Mumbai, es conocida como una de las ciudades más occidentalizadas de la India. El principal problema de la ciudad es la súper población con más de 13 millones de habitantes, por lo que siempre parece a punto de reventar. Parte de este exceso de población se debe a que es una ciudad que genera el 35% del producto nacional bruto del país. Su puerto controla la mitad de las importaciones y es la meca del cine hindú (una industria más potente que la de Hollywood), también conocida como Bollywood.

Al ser una ciudad moderna, no posee los típicos lugares de interés tradicionales del resto de la India, pero bien merece la pena recorrer sus bulliciosas calles y adentrarse en la parte más cosmopolita de la ciudad.

Gateaway of India: es el lugar de interés más famoso de Bombai, construido en 1924 por George Wittet para conmemorar la visita del rey Jorge V. Su arco del triunfo dorado es recordado como el lugar elegido por los británicos para escenificar su salida definitiva del país. La plaza que hay alrededor es un lugar perfecto para pasear a última hora de la tarde.

CALCUTA

Conocida en la actualidad como Kolkata, es otra de las urbes modernas que posee la India (similar a Mumbai), ya que sus raíces ahondan en la expansión europea del XVII.

Fue la orgullosa capital del Imperio Británico en la India y la ciudad colonial más importante de todo Oriente.

Tristemente conocida por ser refugio forzoso de los emigrantes desposeídos y por los disturbios que se produjeron en ella durante buena parte del Siglo XX, es lógico que fuera el lugar elegido por la madre Teresa para realizar su obra de protección a los más débiles. Esto ha otorgado a la ciudad una fama de pobreza que sus habitantes consideran injusta. De hecho, los datos de la última década muestran como la ciudad va prosperando cada vez más y aquellos que la visitan destacan la calidez de su gente y un ambiente de hospitalidad muy conmovedor.

Maiden: El maiden (literalmente “el campo”) es uno de los parques urbanos más grandes del mundo. Este espacio abierto supone todo un contraste comparado con las caóticas calles de la ciudad. Su tamaño da cabida a diversos clib de golf y fue creado en 1758 cuando se construyó el fuerte William. Muchos ciudadanos acuden por la mañana para hacer ejercicio, hay pastores con sus rebaños jinetes recorriendo sus caminos. Al final de la tarde se pueden ver partidos improvisados de críquet.

New Market: Situado bajo una torre del reloj de ladrillo rojo, el New Market es un lugar por el que pasear de puesto en puesto de artículos para el hogar, maletas, ropa, bisutería, tiendas de curiosidades, libros, textiles y artículos de cocina. Eso por no hablar de los coloridos puestos de verduras, frutas, carnes y hortalizas.

Park Street: En Park Street puede verse la biblioteca de la Asiatic Society y sobre todo el viejo cementerio que fue restaurado hace unos años. Ya no está en uso, pero es uno de los monumentos de la ciudad que mejor recuerda su pasado imperial. Los epitafios de los célebres personajes británicos que yacen aquí son de lo más interesante.

El fuerte William: El fuerte, de forma octogonal de unos 500 metros de diámetro, cuyas enormes pero poco elevadas murallas disponen de seis puertas, estaba diseñado para albergar a todos los ciudadanos europeos en caso de ataque.

GOA

Ubicada en un privilegiado entorno junto al mar de Omán, es el Estado más pequeño de la India. El lugar es célebre por su pasado colonial portugués, pero lo que más destaca aquí es el balneario que alberga y sus impresionantes 100 km de playas.

Un auténtico paraíso en la Tierra para los amantes del mar y la fina arena. Además, Goa es famosa por los numerosos festivales que se celebran a lo largo del año, muchos de ellos en fecha fija. Por ello, es interesante informarse de qué celebraciones tienen lugar en la fecha del año en la que deseemos viajar.

JODHPUR

Apodada la Ciudad Azul por el color de sus casas antiguas, en un tiempo fue el centro de Marwar, el estado principesco más grande en Rajputana, y hoy posee una población de casi medio millón de habitantes.

El fuerte Meherangarh: Actualmente el fuerte está deshabitado y sus senderos son recorridos por cientos de visitantes cada día. Pasear por el fuerte atravesando los mercados, bazares y zonas de viviendas puede ser una actividad fascinante. El fuerte es la principal razón para visitar la Ciudad Azul, junto con los palacios que rondan el lugar.

KHAJURAHO

Los resplandecientes templos hindúes que alberga la ciudad fueron restaurados tras mil años de abandono por parte de las autoridades y son uno de los puntos de visita más importantes si planeamos un viaje que quiera abarcar todos los puntos monumentales realmente relevantes de India.

Célebres por la explícita ornamentación erótica de sus esculturas, sus templos y edificios, que fueron el gran logro de la arquitectura de la dinastía Chandella. Hay un gran misterio que rodea al olvido al que la dinastía sometió estas joyas de piedra, que duró hasta que fueron redescubiertas por los británicos.

El porqué de la existencia de estos templos cargados de imágenes eróticas ha sido largamente discutido durante años. Algunos historiadores ven en ellos claros vínculos con los cultos tántricos que utilizan el sexo como eje de muchos rituales. Otros, ven conexiones con el Kama Sutra, de tal modo que serían templos erigidos a modo de “manual” para comprender mejor muchas de las posturas sexuales que el libro describe. También hay quienes piensan que estas esculturas se incrustaban en los templos para entretener a los dioses y desviar su cólera. A favor de esta última teoría está el hecho de que cada figura representa una yantra: una forma pictórica de un mantra para guiar la meditación.

La aldea: Las instalaciones destinadas a los viajeros se encuentran en su mayoría en las avenidas poco ajetreadas de la pequeña ciudad de Khajuraho. Muy interesante puede ser un paseo por sus tiendas de curiosidades donde encontrar desde vestidos y esculturas hasta ropa de monje tibetano. En el Art and Culture Centre pueden encontrarse bienes de mayor calidad y por las noches se puede disfrutar allí de un espectáculo de danza.

El pequeño museo arqueológico merece una visita aunque sólo sea por la figura de Ganesh danzante que guarda en su interior. Además, hay piezas dignas de mención como frisos, ménsulas y tallas. Un rincón de lo más interesante, sin duda, para comprender mejor el legado arquitectónico de la aldea.

CHENNAI

También conocida como Madrás, situada en el golfo de Bengala es la cuarta ciudad en tamaño de la India, con una población que ronda los 6 millones de habitantes.

Probablemente no sea una de las ciudades más atractivas de la India, pero cuenta con rincones muy bellos y buenas muestras de arquitectura colonial, un estupendo museo y muchas representaciones de música y danza.

Chennai se divide en tres áreas principales: el distrito norte, separado por el resto por el río Cooum, es el emplazamiento del primer puesto británico de avanzada en la India, el fuerte San Jorge y el centro comercial, George Town, que creció durante la ocupación británica.

El fuerte San Jorge: A diferencia de otros fuertes de la India, el fuerte San Jorge se levanta en medio de oficinas estatales que dan al mar al este de la ciudad, justo al sur de George Town en Kamaraj Salai. Parece más bien un complejo de mansiones coloniales que un fuerte. El fuerte es la primera construcción de la ciudad de Madrás y se comenzó a construir en 1640. La estructura más importante es el Fort House con columnas del siglo XVIII.

George Town: Al norte del fuerte, el antiguo centro de comercio británico sigue siendo la sede de bancos, oficinas y compañías navieras. Esta cuadrícula ordenada de calles alberga una amalgama arquitectónica fascinante: iglesias, templos hindúes y jainitas, mezquitas y lujosas mansiones.

MADURAI

Esta es una de las ciudades más antiguas del sur de Asia y uno de los principales centros de adoración y comercio desde las primeras civilizaciones del Sur de la India. Por ello existen numerosos puntos de interés para conocer el lugar.

El templo de Shri Meenakshi-Sundareshwarar: Rodeado por un muro rectangular de metros de altura, similar a un palacio fortificado, el templo es uno de los complejos más grandes de la India. Los santuarios principales son dedicados a Shiva y Parvarti.

El visitante suele quedar asombrado por las 33.000 esculturas que hay en el lugar. Es un sitio en el que siempre hay algo que ver, como a los 50 sacerdotes que trabajan en el templo. La entrada más popular es la del lado oriental donde la gopura de la entrada ha abierto después de muchos años cerrada. Dentro se pueden encontrar varios mercados de ofrendas y recuerdos religiosos. Este es un lugar tan enorme que lo mejor es visitarlo varias veces a diferentes horas del día para poder disfrutar al máximo de él.

El palacio de Thirumalai Nayak: Destaca por su columnata de 18 metros de alto, suele haber un espectáculo de luz y sonido y en ocasiones de danza y música que relata la historia de la épica tamil. Dentro se encuentra el Palace Museum, donde se puede aprender mucho de la historia de la ciudad.

Palacio de Tamukkam: Aquí se encuentra el Gandhi Memorial Museum, mucho mejor ideado que la mayoría de los de su clase que salpican media geografía india y es perfecto para conocer en profundidad la historia reciente de la India. En frente, el Government Museum expone esculturas de piedra y bronce, instrumentos musicales y otras muestras de artesanía propias de la época colonial.


En 25 años más de 25.000 viajeros han descubierto Asia disfrutando con nuestros viajes saber más