Shwedagon Pagoda

La capital de Myanmar (antigua Birmania), Yangún (o Rangoon), se encuentra situada en las orillas del río Hlaing, a unos 40 kilómetros de la costa. La ciudad está fuertemente influenciada por la arquitectura británica fruto de la colonización, por lo que es curioso ver estos hermosos edificios de estilo occidental contrastando con impresionantes pagodas.Hay mucho que ver en Yangún, pero entre todos sus rincones con encanto uno de los que más destaca, casi de obligada visita, es sin duda La Pagoda de Shwedagon, construida en el siglo XV y uno de los centros más importantes del budismo no sólo en el país, sino en buena parte de Asia.

Shwedagon-Pagoda

El viajero quedará impresionado por su cubierta de 8.688 láminas de oro, las cuales impactan más aún de noche, gracias a la iluminación que hace emitir un destello dorado que proyecta hacia el cielo.Pero por si esto fuera poco, en su interior se atesora una auténtica colección de joyas y piedras preciosas que sucesivos reyes y nobles del país fueron donando para la pagoda durante los últimos 2.500 años, lo que nos puede hacer una idea de su valía.

shwedagon

Según la leyenda, la bóveda contiene algunas reliquias sagradas del mismísimo Buda, de ahí también la enorme importancia entre los creyentes de este lugar para la oración y la meditación. La pagoda, además, forma parte de un complejo más amplio en el que hay otras 68 pequeñas pagodas y numerosas capillas y salas para el culto.En realidad, su arquitectura posee mucha más influencia hindú que birmana, en concreto de las stupas de Sanchi, que siguen unas formas en estas edificaciones que se denominan "De los momentos funerarios de Buda". De ahí también su especial interés.