Camboya es un país impresionante. Rincones como Siem Reap, Battambang, UdongPhnom Penh. Por sus monumentales restos arqueológicos es conocido en todo el globo, así como por la hospitalidad de su gente y sus costumbres milenarias y el encanto de sus pueblos

Pero queremos hablar hoy de uno de sus rincones menos conocidos por el gran turismo gracias a su complicada accesibilidad: nos referimos a la isla casi desértica de Koh Rong. Un lugar hermosísimo que sólo se puede alcanzar en un minúsculo ferry local desde Sihanoukville. Pocos se animan a hacer la corta travesía, pero los que se aventuran descubren un lugar de costa verdaderamente impresionante.

A pesar de que cuenta con algunas infraestructuras en las que podrás tomar cócteles, ricos mariscos, descansar o apuntarte a actividades relacionadas con muchos deportes acuáticos, el turismo masivo aún no copa este vergel de agua y arena, por lo que es la opción perfecta si te quieres perder en Camboya del bullicio y relajarte en más de 20 playas alucinantes. 

Aunque la isla cada vez está siendo más visitada por los viajeros (sobre todo, mochileros), aún mantiene su verdadero encanto, lo que es un plus más a la hora de visitarla. Hay una zona más dirigida a dar servicio a los trotamundos que por allí recalan, pero el resto se puede recoger a pie y está casi virgen. 

Además de las actividades o el relax en la playa, por la noche hay sitios con mucha marcha en los que tomarse una copa y, con un poco de suerte, hasta podrás ver el plancton fluorescente que crea una imagen sobrenatural en el agua. Aunque esto dependerá de la época del año y la climatología, es algo realmente sorprendente. 

Todo un paraíso sin coches ni motos ni carreteras, ya que, además, la isla se puede recorrer fácilmente a pie. Algo que os permitirá descubrir su maravillosa naturaleza, interactuar con la gente local y llegar hasta las playas desérticas en las que disfrutar como ya no se puede hacer en la mayor parte de las costas de Asia.

Eso sí: antes de viajar es bueno preparar un par de linternas, ya que hay que tener en cuenta que los cortes de luz por las mañana son algo habitual y que, en muchas ocasiones, también se corta la electricidad a partir de cierta hora de la noche. También es bueno llevar efectivo porque no hay posibilidad de sacar dinero en la isla.